Fundacion para el Desarrollo Socioeconómico y Restauración Ambiental
Facebook Youtube Twitter
Selecciona un Informativo

Descargar Boletin informativo en formato PDF

Descargar Archivo Descargado 14 Veces

Compartir

1 - EDITORIAL, APRENDIENDO Y COMPARTIENDO SOLIDARIAMENTE DESDE LA NIÑEZ A LA JUVENTUD
Roberto Rodriguez Sandoval, Director de FUNDESYRAM

Aprendiendo y compartiendo solidariamente desde la niñez a la juventud, es uno de los principios que rigen nuestro enfoque de facilitación directa con la niñez, adolescencia y juventud para el desarrollo sostenible y crecimiento personal en las comunidades donde participa FUNDESYRAM.
Decir que desde hace más de diez años veníamos enfatizando el trabajo con la juventud utilizando el enfoque de equidad de género e inclusión, esto con el apoyo de HORIZONT3000, DKA Austria, BSI Innsbruck, UE, Cooperación Austriaca para el Desarrollo, FIDA, SPF y FIA/IAF entre otros, pero fue hasta finales del 2015 gracias a la vinculación con DKA Austria y Ayuda en Acción que se ha iniciado el trabajo directo con la niñez y adolescencia. Esta vinculación y apoyo ha permitido a FUNDESYRAM fortalecer su Plan Estratégico dentro del cual ha definido su Cuarto Eje Estratégico como “Desarrollo de la mujer, niñez, adolescencia y juventud” con este Eje se complementa su apuesta para el ecodesarrollo, con el cual se procura facilitar el proceso de reconversión de comunidades convencionales a Ecocomunidades, entendiendo por Ecocomunidades a la “Organización de personas con identidad cultural que practican la agroecología y ejercitan sus derechos para vivir dignamente en su espacio territorial resiliente y sostenible”
Dentro de este enfoque se procura que desde la niñez a la juventud, reconozcan sus derechos y sean promotores de los mismos entre sus familias, vecinas/os y comunidad, que amen y preserven sus territorios poniéndole énfasis a ser agentes sociales para el logro de una vida digna en armonía con la naturaleza; esto FUNDESYRAM lo complementa con los procesos educativos e incidencia con las mujeres y hombre adultos con los cuales se enfatiza también la solidaridad, la organización, la equidad de género, la inclusión, el arraigo y rescate de sus saberes y cultura, el emprendedurismo, la agroecología y agricultura orgánica, los buenos hábitos higiénicos, el cuido y buen uso del agua y suelo, la convivencia en casas ecológicas, la educación, nuevas masculinidades y el apoyo técnico y social horizontal por medio de los Extensionistas Comunitario, líderes y lideresas. Parte de lo que se hace, se comparte en los siguientes testimonios los cuales esperamos que les motiven a no desmayar en el apoyo y acompañamiento a la niñez, adolescencia y juventud.
“Mucho hecho mucho por hacer” Ayuda en Acción El Salvador

2 - CREAR ESPACIOS DE DESARROLLO INFANTIL, ES ABRIR LA PUERTA PARA MUJERES Y HOMBRES QUE TRANSFORMAN REALIDADES
Celia Yanes, FUNDESYRAM ADT Tacuba

El desarrollo territorial es el resultado del engranaje exitoso del estado, organizaciones de la sociedad civil y población en general; las sociedades que realizan inversión social desde la primera infancia, han experimentado beneficios que no consideran solamente el crecimiento económico, sino que involucran el desarrollo humano.
A través de la alianza FUNDESYRAM- Ayuda en Acción, en el municipio de Tacuba se están realizando acciones con enfoque de derechos, que promueven el desarrollo de los territorios intervenidos. Como parte de la metodología de intervención se ha habilitado el Centro de Atención para el Desarrollo Infantil (CADI) dentro de las instalaciones del Centro Escolar Cantón San Juan, en el que se atienden 19 niñas y 10 niños, adaptando la metodología de educación parvulario del programa del MINED.
Un mes después de asistir niñas y niños al CADI, se ha observado un cambio de actitud no solo en la vida de ellas y ellos sino también en sus familias. El primer día de clases madres y padres permanecieron en los alrededores del centro escolar expectantes de la reacción sus hijas e hijos ante una nueva experiencia; lo que para muchas personas es irrelevante, en el desarrollo de un niño o niña significa desarrollar relaciones socio-afectivas, formar su autoestima y crear conciencia de su entorno, más que enseñar las vocales o los números.
En el CADI se trabaja con enfoque de derecho promoviendo la educación inclusiva, rescatando la práctica de valores que se han perdidos con la deshumanización de las sociedades; observar niños y niñas que se divierten mientras aprenden sin estereotipos sociales, en un ambiente armonioso donde se promueve el respeto y la solidaridad, es trasladarse veinte años a futuro a la ecocomunidad El Coco, donde mujeres y hombres que habitan en relación de hermandad promueven derechos en sus comunidades y son protagonistas del desarrollo inclusivo de los territorios.

3 - “SI QUIERES TRANSFORMAR LAS GENERACIONES, COMIENZA CON LA NIÑEZ”
Flor Quintanilla/FUNDESYRAM

Siempre escuchamos decir que la niñez es la esperanza del futuro, ¿pero nos preguntamos qué hacemos para lograr eso? Muchas veces escuchamos que es mejor trabajar con la niñez, que reparar hombres y mujeres destrozado, es fundamental tener programas y estrategias dirigidas a construir espacios y medios de vida adecuados para niños y niñas, mostrarles y enseñarles que son ellos y ellas capaces de ser agentes de cambio en sus comunidades.
Como FUNDESYRAM y Ayuda en Acción estamos comprometidos con el desarrollo de la primera infancia, impulsando acciones que nos permitan involucrar a la niñez en diferentes espacios, entre ellas la realización de una campaña de reforestación denominada “Un niño, una niña, un árbol”; donde cada uno de ellos y ellas se comprometía a sembrar y cuidar el árbol plantado, para mejorar las condiciones de los suelos de las comunidades y además la protección de las vertientes de agua y mejorar las condiciones ambientales. En esta campaña padres y madres se comprometían conjuntamente con su niña o niño en sembrar y cuidar un árbol para que no se seque y dentro de unos años estos árboles puedan dar los frutos esperados para la comunidad, de esta manera niños y niñas sienten la responsabilidad y el compromiso con su comunidad y consigo mismos, ya que velan por que su árbol este en buenas condiciones.
En esta campaña, hablamos sobre cambio climático y pensamos en el daño ocasionado al ambiente, pero es momento que pensemos en las acciones para disminuir los impactos negativos y lograr involucrar a las nuevas generaciones haciéndolas sujetos de derecho, donde sumemos esfuerzos para revertir los efectos del cambio climático.

“Cuando aspiras a mejorar tus condiciones de vida, debes pensar que los demás lo hacen contigo, por eso es importante involucrar a todas y todos, hacer desde nuestros espacios lo que nos toca, por eso como familia y comunidad estamos dispuestos a trabajar en construir un mundo mejor" Profesor Yoni Moran, Centro Escolar San Juan El Coco, Tacuba

4 - EL CADI, UN ESPACIO ARMÓNICO PARA FORTALECER EL DESARROLLO DE LA PRIMERA INFANCIA EN TACUBA
Nelson R. Flores, FUNDESYRAM ADT Tacuba

Se encuentran muchas definiciones de Primera infancia, sin embargo, en este artículo se tomó en cuenta la definida por la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura, UNESCO, que la puntualiza como el periodo que va desde el nacimiento del niño o niña, hasta los ocho años de edad. Además, menciona que es una etapa de asombroso desarrollo del cerebro y es cuando se sientan las bases del aprendizaje posterior.
El desarrollo integral de un niño o una niña durante la primera infancia depende esencialmente de los estímulos que recibe y de las condiciones en que se desenvuelve. Por lo que es muy importante que en esta etapa se atienda a niños y niñas de manera integral, considerando los componentes de educación inicial en diversos contextos (familiar y comunitario), la salud y nutrición, de tal manera que se forjen bases sólidas para fortalecer su supervivencia, crecimiento, desarrollo y aprendizaje, y lleguen a ser ciudadanos provechosos para sus comunidades.
Una de las visiones de desarrollo a largo plazo, planteada por FUNDESYRAM y Ayuda en Acción a través del proyecto ADT Tacuba, es que niñas, niños y sus familias, gocen plenamente de sus derechos y es por esto por lo que se promueven sistemas de protección integral de la niñez y adolescencia a nivel comunitario.
El Centro de Atención para el Desarrollo Infantil, CADI, surgió a través de observar el éxito de una iniciativa similar llamada Núcleo de Desarrollo Infantil, NUDI, que ejecuta Ayuda en Acción, en el municipio de El Congo, Santa Ana. Asimismo, este tipo de programa únicamente tiene una cobertura, por parte del estado, cercana a 10% a nivel nacional.
El CADI se considera como un espacio armónico establecido por la solidaridad que cada vez se fortalece, entre las ONG se pueden mencionar (FUNDESYRAM y Ayuda en Acción la comunidad San Juan El Coco, el Centro escolar y sin faltar padres y madres de familia. Está instalado en el Centro Escolar San Juan, ahí se habilitó un recinto de aproximadamente veinte metros cuadrados, se dotó de mobiliario, equipo y material lúdico para fortalecer principalmente, el desarrollo intelectual cognoscitivo y las habilidades psicomotrices de los infantes. Participan 27 niños y niñas que son atendidos por dos Educadoras Comunitarias los días martes y jueves de cada semana, bajo la supervisión de una técnica de FUNDESYRAM y del Director del centro escolar. Las 27 madres de familia se alternan los días para elaborar dos tiempos de comida y un refrigerio, considerando en estos, una alimentación balanceada y nutritiva.
Las Educadoras Comunitarias los días que no atienden en el CADI, se trasladan a los hogares de mujeres embarazadas y sus familias, para realizar la estimulación temprana y a crear un contexto tranquilo para el bebé en gestación que percibí todo aquello que sucede en el exterior; puesto que se toma en cuenta que es en esta etapa cuando sus sentidos comienzan a agudizarse.

5 - “COMO MUJER JOVEN YO CREO FIELMENTE EN LA CAPACIDAD DE LA JUVENTUD”
Yancy Jeaneth Peña Díaz, Tacuba y Boris Andrade, FUNDESYRAM

Parece que un joven no puede, ni tiene como o con que ayudar a otro, pero en las comunidades de Tacuba la juventud está demostrando que se puede ayudar a través del voluntariado. Cada familia es distinta a la otra, de igual forma poseen distintas capacidades en conocimiento y económicas, las costumbres y conducta que por influencia de nuestros padres desarrolla nuestro carácter.
Mi nombre es Yancy Jeaneth Peña Díaz, tengo 20 años de edad y actualmente curso mis estudios superiores en la Facultad de Ciencias y Humanidades la carrera de Licenciatura en Ciencias de la Educación con especialidad en Ciencias Sociales. Fui criada por mis abuelos maternos y mi familia está compuesta por mis abuelos, mi hermana menor y yo.
A mi comunidad llegó FUNDESYRAM y organizo un grupo de jóvenes, yo empecé a ser parte del grupo y con las capacitaciones que hemos recibido me ha permitido aprender bastante; aprendí la agricultura orgánica y ahora me fascina hacerlo, estoy colaborando con el desarrollo de otros jóvenes, niñas y niños, buscando el desarrollo de la comunidad. Desde que me integré a los procesos de formación y organización de FUNDESYRAM tuve la oportunidad de ser parte del Comité de Vínculo Solidario, ahí trabajamos por el cumplimiento de los derechos de los niños, niñas y adolescentes. Soy presidenta de una Asociación de Medio Ambiente del Rosario Centro Tacuba (ASMART). Puedo decir que gracias a los talleres y capacitaciones que he recibido tengo conocimientos básicos de la agroecológica, participación ciudadana y extensión comunitaria; todo eso me ha ayudado a sentir que voy en el camino correcto, no es fácil porque la vida es una lucha muy fuerte. Para iniciarme en este camino, creí que podemos hacer la diferencia y cambiar nuestro estilo de vida consumista, inclinarme por los alimentos orgánicos. Con la participación de todos los actores locales y la juventud, nuestro país crecerá por que la juventud, niñez y adolescencia somos el presente y el futuro.

6 - VIVERO DE CACAO LIDERADO POR JÓVENES EMPRENDEDORES EN SAN PEDRO PUXTLA
Edgardo Erazo, FUNDESYRAM

Esta es una iniciativa que agrupa a 20 jóvenes del casco urbano y del caserío Los Cruces del municipio de San Pedro Puxtla, que trabajan en la producción de plantas de cacao y además poseen una parcela diversificada de hortalizas manejada en forma orgánica.
La asesoría la reciben de parte de FUNDESYRAM en el marco del proyecto Fomento a la Agricultura Sostenible con Productores de la Zona Media del Área de Conservación Imposible –Barra de Santiago que ejecuta FUNDESYRAM con fondos FIAES. La iniciativa tiene como principales objetivos la organización de jóvenes, producción de plantas y comercialización para el mercado local.
De esta forma se impulsa la introducción de especies nativas con fines productivos, promoviendo la comercialización de un producto de amplia aceptación en el mercado local, además de diversificar las fincas y restablecer ecosistemas degradados como parte de la estrategia de restauración de la Biósfera Apaneca –Ilamatepec.
Es importante recalcar el entusiasmo con el que este emprendimiento juvenil avanza en estas actividades liderado por un extensionista comunitario. Además, cabe mencionar que otro apoyo importante de esta iniciativa de negocio es el proyecto BSI, que acompaña con capacitaciones en diferentes áreas como organización, medioambiente, agricultura y salud.
Los precios de las plantas de cacao tienen un valor de US$0.60 de dólar por unidad, adjudicándose a la fecha una venta de más de 3000 árboles en la localidad, razón por la cual el grupo se ve entusiasmado y toma a bien seguir en la producción de otras especies como forestales y flores. Otra actividad en la que se ven inmersos es la recuperación de 5 kilómetros de bosque ripiario del rio San Pedro, trabajo que realizan de forma voluntaria por el respeto al medio ambiente.

7 - JOVENES INVOLUCRADOS EN EL EL DESARROLLO DE SUS COMUNIDADES
Mauricio Elías García Hernández El Carrizal y Eliseo López FUNDESYRAM

    ¡Cuando la tormenta azota fuerte, parece que mi casa es arrancada!
    ¡Cuando la tierra tiembla, no puedo estar en pie!
    ¡Cuando estoy enfermo, y sin aliento!
    ¡Cuando la duda se apodera de mi mente!
    ¿Parece que ya no tengo en quien creer, en quien confiar!
    Entonces aparecen personas con propósitos claros, te extienden la mano te levantan y te ayudan a seguir.

La comunidad El Carrizal, en los últimos años ha presenciado los efectos de la delincuencia que principalmente afecta a la juventud. Madres y padres manifiestan preocupación por la seguridad de hijos e hijas; pero no todo está perdido, surge en medio de estos adolescentes algunos como Mauricio como ejemplo a seguir.
La familia García Hernández ha estado participando en los procesos de desarrollo que la Fundación para el Desarrollo Socioeconómico y Restauración Ambiental (FUNDESYRAM) ejecuta en la comunidad. En esta familia hay un adolescente que estaba estudiando y no le interesaba lo que sus padres hacían por el bienestar de todos. Pero cuando la familia fue seleccionada para mejorar su vivienda, su actitud cambio y como su padre no estaba en casa, el asumió parte de la responsabilidad para que su casa se mejorara, ese fue el inicio de la participación del joven protagonista su propio futuro.
Me llamo Mauricio Elías García Hernández y tengo 16 años de edad. A mí me gusta lo que se está haciendo en la comunidad principalmente en mejorar las viviendas. Ya a prendí a hacer los repellos en paredes de adobe solo ocupando 5 cubetas de tierra blanca, 3 de barro y 1 de cal, lo bueno es que poco dinero se gasta y las paredes quedan bonitas, yo antes sabía que solo se podía repellar con arena y cemento materiales que tienen un costo elevado; al inicio de estos trabajos me daba pena participar porque habían mujeres y señores, pero a medida que aprendí ya me gustó. Mi mamá me dijo un día, “hoy tengo que ir a trabajar” y le dije yo voy a ir, y después de eso no me quede en casa, yo salgo a realizar diferentes acciones en la comunidad y ya vamos trabajando en cuatro casas porque lo hacemos en grupo con otras personas de la comunidad, a veces solo trabajamos medio día y hacemos bastante porque llegamos hasta diez personas y veo que más personas se están incorporando en estos procesos de capacitaciones.

8 - “ANTES ME DABA PENA PARTICIPAR, PERO COMO YA APRENDÍ, YA ME GUSTÓ”
Exequias Méndez, FUNDESYRAM ADT Tacuba

Joselyn y Elsa Sandoval de la comunidad Retiro Silencio, son lideresas del Comité de Vinculo Solidario que participan en el proceso de formación continua para desarrollar actividades de promoción de derechos con la niñez y adolescencia haciendo réplicas de lo aprendido en jornadas de capacitación. Son dos jóvenes proactivas que desarrollan diversos juegos y dinámicas con la niñez principalmente cuando se realiza la recolección de mensajes, son las encargadas de organizar juegos recreativos con la niñez haciendo valer el derecho de la niñez al sano esparcimiento, cuando se realizan las actividades de recolección de mensajes para enviar a socias y socios en España. Además, participan en actividades donde enseña a niños y niñas la importancia de cuidar el medio ambiente con la metodología aprender haciendo, realizan semilleros de hortalizas para producir sus propios huertos y empezar a temprana edad a conocer la importancia de la protección del medio ambiente.
“Me siento contenta porque he recibido formación que ahora pongo en práctica con la niñez de mi comunidad como una forma de devolver mis habilidades adquiridas. Y me siente bien cuando las demás personas de la comunidad le dan la confianza de realizar actividades con la niñez que ayudaran a mejorar nuestra comunidad”.

“El voluntariado de jóvenes en las comunidades tiene resultados positivos en todos los ámbitos de la vida, los adultos nos admiran hoy” Joselyn y Elsa Sandoval

9 - NARRACIÓN DE LA EXPERIENCIA DE DOS JÓVENES EN LA ELABORACIÓN DULCES ARTESANALES.
Brenda Elizabeth Martínez, San Pedro Puxtla y Álvaro Alberto Garciaguirre, FUNDESYRAM

Una experiencia sencilla y práctica que a la vez ha contribuido a estas dos familias a mejorar sus ingresos, que demuestra la capacidad que tienen las mujeres y reafirma que querer es poder, se trata del emprendedurismo que desarrollan dos jóvenes mujeres del caserío Los Cruces, del cantón El Durazno, ellas son: Brenda Elizabeth Martínez y María Estela Alarcón, ambas pertenecientes al Comité de Jóvenes Emprendedores de San Pedro Puxtla. Ellas, debido a la necesidad de generar ingresos y a la falta de oportunidades en el área rural han generado este autoempleo, comenzaron con la idea en el mes de mayo 2016, y fue así a través de la suegra de Brenda quien les enseño la elaboración de dulces de frutas de forma artesanal que iniciaron esta actividad, con esos conocimientos y aprovechando una oportunidad de capacitarse sobre el tema a través de la cooperativa ACOPAN que las envió a Ciudad Mujer Santa Ana, donde adquirieron nuevos conocimientos para mejorar la calidad e higiene del proceso de manufactura.
Hoy elaboran diferentes dulces de frutas como dulces de piña, manzana, coco y nance estos dos últimos son los que tienen mayor demanda, las frutas las adquieren en el mercado y preparan los dulces.
Fue así como iniciaron la elaboración de dulces como una forma de generar ingresos para ambas familias, con recursos propios han adquirido el equipo para trabajar, comenzaron vendiendo en la comunidad, luego al conocer la aceptación del producto y tener ingresos, las motivo a pensar ingresar a otros nichos de mercado es así como hoy en día comercializan en el pueblo San Pedro Puxtla y en eventos a las que son invitadas como ferias, mercados locales, días de mercado etc. Aunque aún no tienen una marca que las identifiquen, ellas venden sus productos en presentaciones de US$0.25 y promueven los dulces ofreciendo degustaciones al público, la producción es comercializada directamente sin intermediario lo que genera mayores ingresos.
Mencionan con mucho orgullo que no tienen competencia en la zona ya que no existe otra iniciativa como la de ellas. Además, siempre tratan de mantener la calidad del producto. La proyección es mantenerse en el mercado, seguir mejorando creciendo y tener una marca que las identifique y una clientela estable.

10 - JÓVENES COMO PROTAGONISTAS EN EL DESARROLLO RURAL PRESENTE Y FUTURO
Claudia Sánchez FUNDESYRAM

En miras de la construcción de la sociedad, del conocimiento como también de la conciencia crítica y proactiva, en plena época marcada por la institucionalización del cambio, la juventud y niñez se presenta como un agente estratégico para la formación integral y el desarrollo. La juventud representa el potencial humano en términos laborales e intelectuales, invertir en la juventud es invertir en el desarrollo de las sociedades, por ello es necesario la sensibilización y orientación a tiempo, como también el involucramiento de la juventud en procesos de desarrollo integral.
FUNDESYRAM desarrolla procesos de desarrollo integral en las comunidades de la zona occidental del país con la juventud, incidiendo en la organización comunitaria y la generación de acciones que buscan cambiar las realidades de la juventud rural; algunos de esos procesos son la formación de nuevos grupos de jóvenes que se desarrollan en las comunidades, los sistemas de micro finanzas basados en auto ahorro y préstamos, la planificación estratégica para el logro de objetivos comunes, el involucramiento en la agricultura orgánica y protección ambiental, como también la formación personal y la participación en la experimentación campesina para brindar alternativas y mejorar la producción agropecuaria; con estas acciones se busca empoderar a la juventud para participar en el desarrollo integral.

11 - LOS JÓVENES INVESTIGAN SOBRE LA SEMILLAS CRIOLLAS CON MANEJO AGROECOLÓGICO
Karla Martínez, Cantón El Cortez Efraín Ortiz Cerritos, FUNDESYRAM

Con la estrategia de Eco comunidades que FUNDESYRAM desarrolla en 5 comunidades del Corredor Náhuatl-Pipil del occidente de El Salvador se fomenta la participación activa de la juventud en comités. A través de dichos comités, organizan y planifican una serie de actividades y acciones en beneficio de ellos, ellas y sus comunidades. Este trabajo permite un mayor involucramiento de la juventud en el desarrollo de sus comunidades, permitiendo la coordinación con otros actores de su misma comunidad como ADESCO, Comité de Mujeres, Comité de Producción y Comercialización entre otras estructuras organizativas que trabajan en la comunidad.
El Comité de Jóvenes de la Ecocomunidad El Cortéz, se encuentran desarrollando un huerto orgánico para alimentación de los niños y niñas del Centro de Bienestar infantil del CBI de su comunidad, dicho huerto manejado orgánicamente y cultivado con pepino, cebollín, espinaca, mora, chipilín y yerbas aromáticas con el objetivo de diversificar la alimentación de niños y niñas que atiende el CBI, además en dicho huerto están realizando un “ensayo campesino” que consiste en evaluar el desarrollo del cultivo de pepino criollo manejado con diferentes dosis de abono tipo bocashi, manejado también con repelente y foliares orgánicos.
Con estas acciones la juventud de la Ecocomunidad El Cortéz se involucra activamente en el desarrollo, fomentando la solidaridad, la investigación científica y experimentación campesina, en beneficio de su propia comunidad. También les ha permitido el reconocimiento de la ADESCO, cuidadoras del CBI, madres y padres de familia de niños y niñas y principalmente de las y los habitantes de la comunidad, que han visto con buenos ojos las acciones realizadas por el comité de jóvenes.
“Gracias a las capacitaciones en organización comunitaria y agroecología que FUNDESYRAM ha desarrollado durante este tiempo es que la juventud que pertenecemos al comité nos hemos decidido en trabajar por algo muy importante como lo es el cuido de niños y niñas que serán el futuro de nuestra comunidad”, Karla Martínez.

12 - LA AGROECOLOGÍA PROMUEVE LA PARTICIPACIÓN DE LA JUVENTUD Y EL DESARROLLO
Israel Morales, FUNDESYRAM

En la década de los años de los 70 y 80, la agricultura fue rentable, la razón principal eran las políticas agropecuarias orientadas a producir para el consumo local, se tenía una estructura productiva para favorecer a pequeños, medianos y grandes productores y productoras, las familias al final de las cosechas podían invertir las ganancias resultado de las utilidades que dejaban los cultivos de maíz, frijol, arroz, café, frutales y hortalizas. En esta época la juventud tenía participación activa en la producción agropecuaria, formaban sus familias y se quedaba a vivir en el campo dedicados a producir como un estilo de vida, con seguridad son las familias que hasta ahora continúan produciendo, aunque con menos intensidad.
En la actualidad, la agricultura no es atractiva para la juventud de las áreas rurales, las razones conocidas por productoras, productores, técnicas y técnicos, son basadas en la poca rentabilidad de los cultivos debido a las técnicas de manejo de cultivos, que cada vez necesita más inversión y al final de los ciclos productivos no es recuperada; con esta realidad la juventud observa adultos estancados económicamente, lo que les motiva a emigrar y buscar otras alternativas para vivir.
No debemos olvidar que las instituciones y organizaciones cuyo trabajo se enfoca en el sector agropecuario, han enfocado los esfuerzos técnicos para apoyar a productores y productoras adultas dejando de lado la Juventud, conociendo esta realidad FUNDESYRAM ha iniciado trabajo con jóvenes con el objetivo promover el relevo generacional y la producción agroecológica.
La agroecología se base en el conocimiento ancestral y tecnologías modernas selectas de bajos costos de producción y diversificación. El sistema incorpora principios biológicos y el uso de recursos locales para el manejo de los sistemas agrícolas, proporcionando a productores y productoras una forma ambientalmente sólida y rentable, para diversificar la producción en áreas rurales. Esta es la alternativa para que la juventud que se interese por hacer de la producción agrícola un estilo de vida, seguro, duradero y eficiente.
Para cambiar el sistema tradicional y llevarlos a un sistema agroecológico, la juventud está adoptando y poniendo en práctica los siguientes principios:
• Aumentar el reciclaje de nutrientes a partir de la biomasa.
• Hacer eficiente la disponibilidad de nutrientes.
• Asegurar condiciones del suelo favorables para el crecimiento de las plantas.
• Buen manejo de la materia orgánica, aumentando la actividad biológica del suelo.
• Evitar las pérdidas de radiación solar, aire y agua.
• Cosecha de agua y el manejo de suelo a través del aumento en la cobertura.
• Diversificación genética en tiempo y espacio.
• Aumentar las interacciones biológicas entre los componentes de la biodiversidad

“Brindemos oportunidades a jóvenes, haciendo efectiva su participación en los procesos de enseñanza productiva, orientando a cambiar los sistemas de producción convencionales por sistemas agroecológicos” Israel Morales

13 - “DIME Y LO OLVIDO, ENSÉÑAME Y LO RECUERDO, INVOLÚCRAME Y LO APRENDO”
Kelvin Enrique Mendoza, FUNDESYRAM

FUNDESYRAM dentro de su estrategia institucional, orienta el trabajo con diferentes grupos etarios desde personas de avanzada edad, así como a jóvenes, niñez y adolescencia para lograr un desarrollo sostenible.
Existen muchas acciones realizadas en las diferentes comunidades y municipios en los que se trabaja como institución con la visión de mejorar la calidad de vida de los habitantes y con el fin de lograr el desarrollo sostenible que favorezca principalmente a las familias involucradas en los diferentes procesos que como institución está ejecutando.
En esta ocasión hablaremos sobre, la Escuela Agroecológica Nunantal de Nahuizalco (Nunantal = Madre tierra en Nahuat Pipil) la cual nació con la visión de fomentar y sembrar esa semilla con valor humano, y nos referimos a la agricultura orgánica, la cual es implementada por diferentes jóvenes del occidente de El Salvador.
La niñez son maestros y maestras de los adultos, pues nos enseñan con sus acciones y emociones. Uno de los alumnos más aventajados de la Escuela Agroecológica es Oscar González con 10 años de edad, él siempre estuvo atento en las prácticas de las clases denotando el deseo de aprender, ya que, aunque no fuese día de capacitación él siempre estaba en la Escuela Agroecológica para aprender más y finalizó el proceso de formación con éxito, hoy es promotor de la agricultura orgánica en la ciudad de Nahuizalco y ejemplo para todos y todas.
Teresa de Gonzales, madre de Oscar nos relata que es un niño que desde pequeño le ha gustado aprender diferentes oficios; comenta que en cierta ocasión dijo “le ayudare a mi papá a trabajar” y agarro un trozo de madera y un martillo y lo primero que hizo es golpearse los dedos, otro niño en su lugar hubiese dejado de intentando, pero Oscar no se detuvo y siguió intentando; hoy en día ya puede mucho de la carpintería.
Oscar nos motiva por su deseo de superación, disciplina, experiencia y visión de futuro ha enseñado que no existen edades, ni barreras para lograr lo que nos proponemos para ser mejores en la vida y ayudar a los demás; Oscar se sigue superando día a día.
“Muchas veces nos conformamos con decir el futuro está cerca, pero no nos hemos dado cuenta que el futuro ya está aquí” “La niñez es el activo más importante del mundo y la mejor esperanza para el futuro” Kelvin Mendoza

14 - PROPICIANDO EL RELEVO GENERACIONAL DE CONSUMIDORES Y PRODUCTORES DE ALIMENTOS SANOS
Steve Córdova Elena (Niño productor científico) y José Jesús Córdova Miranda FUNDESYRAM

Mucho se habla sobre la necesidad de tener una alimentación balanceada. Los/as nutricionistas cada día elaboran recetas para dar tratamientos sobre la buena nutrición; sin embargo, sigue siendo una mal nutrición, debido a que lo que consumimos es comida, pero no alimento. Estos productos están altamente contaminados con agro tóxicos, y lejos de nutrir o sanar nos hacen daño y producen enfermedades; entonces ¿qué podemos hacer?
Indudablemente la única salida es que las familias produzcan los alimentos que consumen. Excusas sobran, desde que no me queda tiempo hasta que no tengo espacio, pero tal como se señala son puras excusas. Por muchos años ha sido demostrado que es posible producir alimentos sanos, sin venenos, con conocimiento, participación, enseñanza, sabores, colores y aromas.
Los niños representan un eslabón importante para cambiar la historia de lo que comemos actualmente. Toda la población debe estar capacitada para producir alimentos, no importa que su profesión sea otra; pero antes de ser profesional en cualquier otra área debe ser agricultor/a. El niño Steve ha aceptado este reto y en sus tiempos libres se encarga del huerto, y como el espacio es mínimo el huerto se establece principalmente en llantas usadas de vehículos que ya no funcionan. son útiles. Él ha aprendido la utilidad que estas llantas tienen, a producir sin venenos, a cómo preparar una llanta para la siembra, la siembra de hortalizas como rábano, cilantro, lechugas, chiles, tomates, ejote entre otras. La solución está en nuestras manos, ya no echemos la culpa a otros, actuemos nosotros mismos; de nosotros depende que tengamos una alimentación sana y que la generación presente y futura sea diferente.
“Al ver todo lo que se hace para que se siembren las semillas es largo y cansado; pero al final vale la pena hacer el esfuerzo, estos vegetales pueden ayudar a muchas familias sin alimentos y también a tener productos naturales y frescos. Por favor hagámoslo, seamos los protagonistas de un cambio alimentario en la sociedad” Steve Córdova Elena a los niños del mundo

15 - EL VOLUNTARIADO ME PARECE LA MEJOR MANERA QUE LOS JÓVENES TENEMOS PARA BUSCAR NUESTRO CRECIMIENTO PERSONAL
Norma Elizabeth Pimentel; Jujutla y Noe Osorio, FUNDESYRAM

El desarrollo comunitario sin tomar en cuenta las opiniones de la juventud no es posible realizarlo en toda su amplitud ya que la juventud le da el dinamismo y toda la movilidad al desarrollo comunitario a través sus sueños y la visión futurista de su comunidad. La participación de la juventud en el desarrollo comunitario se ha ido perdiendo, pero algunas personas no pierden el espíritu de vivir en comunidad venciendo los obstáculos y las estigmatizaciones sociales.
“Mi crecimiento personal ha sido progresivo y me enfrento a cada reto que se me presenta como mujer, todo esto ha sido un proceso de formación continua que me ha ayudado a adquirir más conocimientos, nuevas destrezas y habilidades y a crecer intelectualmente”.
Los procesos de formación nos ayudan a convivir de forma armoniosa con la familia y las comunidades, conocer de cerca la realidad que cada comunidad, crear lazos de amistad y solidaridad. Nos ayuda también a desarrollar la sensibilidad social y sacar las mejores actitudes y habilidades de cada persona y tener una mejor visión para el desarrollo de nuestra comunidad a través del tiempo.
El voluntariado me parece la mejor manera que los jóvenes tenemos para buscar nuestro crecimiento personal porque no hay un salario que nos obligue hacer las cosas, sino que las hacemos de manera natural donde el pago es la satisfacción de ver el progreso de jóvenes mujeres y hombres y observamos el logro de un fin común que es el progreso de las comunidades por el cual todas y todos luchamos.

16 - NIÑEZ, ADOLESCENCIA Y JUVENTUD EN EL DESARROLLO COMUNITARIO
Pedro Matamoros, FUNDESYRAM

Los proyectos desarrollados por FUNDESYRAM se enfocan en el impulsar y fortalecer el desarrollo de la juventud en las comunidades, diseñando programas que permiten la organización, el emprendimiento, la implementación de los valores, el respeto a la identidad cultural, agroecología, agricultura orgánica, ahorro, capacidad de inversión, independencia y desarrollo económico sostenible. Todo esto es posible por medio de la implementación de diplomados donde se abordan las temáticas antes mencionadas.
Lo más destacado en el trabajo desarrollado con la juventud es la organización de comités los cuales son integrados por mujeres jóvenes y hombres jóvenes que les permite formarse en primer lugar en una organización independiente capaz de tomar sus propias decisiones para el desarrollo sostenible de la comunidad; además, generan a través de emprendimientos propios del grupo o individuales.
Claudia Ramírez, una joven de la comunidad El Carrizal de Santo Domingo de Guzmán comparte algunas de sus experiencias vividas en las organizaciones juveniles. Antes cuando se organizó el primer grupo en la comunidad, mi hermano el mayor nos llevó con mi otra hermana a la reunión y desde entonces se formó un Comité de Ahorro y por medio de eso hemos podido comprar algunos utensilios para la casa y otras cosas personales.
Mis expectativas con la rehabilitación del grupo de jóvenes es tener mi propio negocio de venta de medicinas, bueno ahora ya formo parte de la directiva y el primer paso es generar fondos para el grupo y así poder apoyar a la juventud que quieran formar su emprendimiento; también haremos un torneo de futbol para convivir, conocer jóvenes de otras comunidades y recaudar fondos.

17 - UNA MUJER Y SU FAMILIA DE LA COMUNIDAD EL PEÑÓN DE COMASAGUA, COMO EJEMPLO DE DESARROLLO
Rafael Huezo, FUNDESYRAM

Al pie de la formación de rocosa llamada El Peñón de Comasagua, se ubica la comunidad del mismo nombre, al sur del casco urbano de Comasagua, a 5 km sobre la calle que conduce hacia el puerto la Libertad.
En la comunidad, en el sitio donde se ubica el antiguo casco de la finca El Peñón, se encuentra el hogar de la familia Machado, compuesta por 5 personas: don Tomas, doña Carmen, Cecibel, María del Carmen y Doribel. La familia se dedica a la agricultura y además participan en diferentes estructuras organizativas, como ADESCO, Consejo Directivo Escolar entre otros grupos.
La actividad económica de la familia Machado, es la producción de hortalizas orgánicas. Doña Carmen la jefa de hogar, menciona que desde 2012 desarrollan esta actividad. Iniciaron mediante motivación de proyecto promovido por FUNDESYRAM, antes de eso se dedicaban a la agricultura tradicional, cultivando maíz, frijol y maicillo durante la época lluviosa. Pero al involucrarse en el proyecto iniciaron otras acciones “Aprendimos hacer foliares, abonos orgánicos y la siembra de hortalizas y olores”.
Doña Carmen afirma “En la actualidad trabajamos con la Cooperativa La Canasta Campesina, para la producción disponemos de 6 eras de 2 mt x 6 mt, un macro túnel 2 mt x 8 mt y una casa malla de 6 mt x 12 mt, estas áreas productivas están sujetas a planificación de siembra, para cumplir con la entrega de producto a tiempo y bueno. Participamos toda la familia, en la preparación de las eras, siembra, cosecha, control de plagas y enfermedades, selección y preparar el pedido”.
Ser socios y socias de la Cooperativa, les permite asegurar la venta de parte de su producción y el excedente es comercializado en la comunidad o destinados para autoconsumo. La producción de hortalizas orgánicas ha permitido a la familia continuar con su formación, recientemente recibieron un curso de agricultura orgánica en CENTA.
Entre los cultivos más frecuentes que siembran se encuentran, lechuga, remolacha, hierba buena, cilantro, perejil, rábano, cebollín y zanahoria; la familia aún continúa produciendo maíz para el consumo.
La principal ventaja del sistema de producción familiar es que ya no necesitan buscar trabajo fuera de la comunidad para generar ingresos y la familia se mantiene unida lo que fortalece los lazos familiares, pero también el desarrollo de sus hijas e hijos al crecer en un ambiente armónico.

18 - JUVENTUD RURAL FORTALECE LA AGROECOLOGÍA
Raúl Antonio Mendoza, FUNDESYRAM Puxtla

La juventud rural está hoy en día empoderándose, realizan actividades que tiempo atrás se veían con discriminación, se están abriendo nuevas oportunidades dentro y fuera de sus comunidades, apoyando jóvenes emprendedores, jóvenes con iniciativa de organización, valorando siempre todas las capacidades que se tengan o que no se tengan dentro de cada uno de ellos.
FUNDESYRAM promueve una metodología de participación, con la niñez, adolescencia y juventud, pues la formación de los valores y principios inicia en la primera infancia; y el involucramiento de la juventud en procesos de formación agroecológica es mayor ya que dentro de los centros educativos se fomenta la agroecología.
En San pedro Puxtla, municipio del departamento de Ahuachapán, El salvador se han realizado distintas actividades como por ejemplo el evento “Plantaton” en el cual participaron alrededor de 300 jóvenes, en coordinación con centros escolares, alcaldía municipal y otros actores locales, en esta actividad se observó la participación de la Juventud de este municipio realizando siembra de árboles en las riberas de los ríos, o en la forestación de predios baldíos, recordando que este es un municipio tiene un lema “siempre verde y siempre productivo”.
Reconociendo la capacidad y el aporte de la población joven, se aprovechan los espacios de participación en distintos diplomados de agroecología, genero entre otros temas. Los proyectos hoy en día se enfocan en grupos vulnerables mujeres y jóvenes rurales que inciden en espacios de participación y ser generadores de cambios en sus comunidades y adoptar un estilo de vida agroecológico.

19 - LA JUVENTUD SE PREPARA AÚN EN SITUACIONES DIFÍCILES PARA CONTRIBUIR AL DESARROLLO
Manuel Vega, FUNDESYRAM

La situación que se vive en municipios como Nahuizalco en el departamento de Sonsonate, para la juventud no es nada alentadora ya que existen factores adversos que los limita a la búsqueda del desarrollo y formación personal, situaciones como la pobreza, el limitado acceso a empleos, la preparación académica limitada o la situación de inseguridad, son entre otros los factores que determinan o que delimitan el desarrollo de comunidades.
En Nahuizalco, se cuenta con un gran potencial humano pero empañado por situaciones como las ya mencionadas. Para muchos jóvenes es importante la presencia de instituciones que apoyan a las comunidades con proyectos de desarrollo, este es el caso de José Alexander Lúe Hernández, un joven que se dedica a la agricultura y que hasta hoy ha aprovechado las oportunidades para acceder a capacitaciones. Las capacitaciones le han fortalecido en sus conocimientos y desarrollado capacidades para poder cambiar la manera de hacer una agricultura convencional por hacer ya una agricultura amigable al medioambiente al participar en El Diplomado en Agroecología y Agricultura Orgánica impartido por FUNDESYRAM, en los meses de Marzo a Julio de 2017
“Mi nombre es José Alexander Lúe Hernández, soy un joven productor que me dedico al trabajo agrícola en mi comunidad aportando al trabajo que hacemos en mi familia, además soy socio de una Asociación de Productores que se denomina ACOPAMAY, y miembro del Concejo de Pueblos Indígenas. Esta cooperativa, de la cual soy socio, se dedica entre sus rubros a la producción de limón, producción de flores y producción de hortalizas”.
Para mi es una gran satisfacción el poder haber obtenido la oportunidad para participar en el Diplomado de Agroecología y agricultura orgánica impartido por FUNDESYRAM con el financiamiento de las instituciones socias que le apoyan; es de recalcar que por mi parte el diplomado ha llenado las expectativas que yo tenía cuando me sometí a participar porque contamos con un temario en el que conocemos desde el manejo de los recursos naturales, manejo y uso de insumos y manejo de los cultivos de manera orgánica.
Esto está contribuyendo en mi persona, mi familia y mi entorno ya que ahora cuento con la oportunidad de poder enseñar lo aprendido, porque me desempeño además como líder de jóvenes en mi comunidad, pero en este trabajo que me gusta el de replicar lo aprendido me propongo la meta de difundirlo a toda persona en mi comunidad que quiera comenzar a hacer un cambio en la manera de producir y alimentarse sanamente.
Entre las practicas que más me han gustado y las estamos haciendo en mi cooperativa puedo mencionar entre ellas, el Diseño Hidrológico de Parcelas con Key Line (línea clave), ahorita estamos trazando el diseño y haciendo esta práctica de conservación de suelo y agua, y además la elaboración, uso y aplicación de insumos orgánicos; ya estamos haciendo varias practicas con los compañeros/as socios de la cooperativa, creo que sería el camino que la población debería tomar para poder así cuidar nuestro medio ambiente y promover la alimentación sana de todas las familias.
“Hoy cada día estoy trabajando mejor, mejoro mis conocimientos, practico en la parcela y comparto lo aprendido”

20 - PARTICIPAR EN LAS CAPACITACIONES NOS PERMITE CRECER PERSONALMENTE
Kenny Nohely Vega y Naomy Michel Rodríguez, Comasagua y Carlos Mendoza, FUNDESYRAM

FUNDESYRAM ha venido trabajando con la juventud de Comasagua, uno de los mecanismos es por medio de los GAAP (Grupos de Auto Ahorro y Préstamo) en Comasagua en el cantón San Antonio, esto con el apoyo de CRS (Catholic Relief Service), ENLACE a través del proyecto COSECHA AZUL.
El GAAP se inició con 8 jóvenes que participaron en la capacitación de la metodología GAAP impartida por ENLACE en el 2015. La capacitación les permitió ver más allá de la situación imperante. como la escuela, trabajo, comunidad pero muchas veces, se nos olvida pensar en recreación formal de la población excluida normalmente en los procesos de desarrollo: los jóvenes, adolescentes y niños. A continuación se presentan dos historias la de Kenny Nohely Vega García promotora de GAAP y Naomy Michel Rodríguez González integrante de GAAP de la comunidad San Antonio
En la entrevista realizada a Kenny Nohely Vega García promotora, de 21 años de edad, integrante GAAP y representante de la red de jóvenes emprendedores del departamento de la libertad, mencionó que posee noveno grado en estudio y tres años de estar en el grupo de ahorro. Ha participado en el emprendimiento de la Cámara Térmica para producción de plátano Cuerno Enano y vivero de cacao. Ella comenta que toda su familia la apoya en su participación en el GAAP. Sus padres son Miguel Ángel Vega de 49 años y su madre Irene del Carmen de Vega 41 años sus hermanos Milton y Eunice Vega García apoyan su participación.
Kenny conoció de los Grupos de Auto Ahorro y Préstamo, a raíz de una reunión de socios de la Cooperativa San Antonio; su padre estuvo de acuerdo y por una semana se capacitaron en la ciudad de Santa Tecla por ENLACE, CRS y FUNDESYRAM. Al inicio los padres de familia no querían que sus hijos participaran, pero se realizaron las primeras reuniones con 19 jóvenes en 2015, ella logro ahorrar US$ 25 dólares, luego el siguiente ciclo con 24 jóvenes en 2016, logro ahorrar US$ 30, y luego el siguiente ciclo con 40 jóvenes en 2017 logró ahorrar a la fecha US$ 20. “Considero que los principales logros son estar organizada, las relaciones con otros jóvenes, unidad de grupo, el crecimiento y desarrollo personal”.
Las distintas actividades desarrolladas por el GAAP, les ha permitido relacionarse con la población de San Antonio algunas de ellas que se pueden destacar son venta de zacate vetiver, plátano cuerno enano y el mural pintado en la comunidad.
Naomy Michel Rodríguez González integrante de GAAP de la comunidad San Antonio, de 14 años, estudia octavo grado en el Centro Escolar cantón San Antonio y tiene tres años de estar en el grupo de ahorro. Ha participado en todas las actividades del grupo, ella comenta que vive con su abuelo José Amílcar Escamilla López de 43 años, su abuela Celia Gutiérrez de 41 años y su hermano Nathan Dominic González de 2 años.
Se inició en los Grupos de Auto Ahorro y Préstamo, a raíz de invitación de Kenny a una reunión de formación del grupo de auto ahorro. Asistió a la primera reunión ella logro ahorrar en ese ciclo US$20 dólares, luego el siguiente ciclo logro ahorrar US$35, y luego el ciclo actual ha ahorrado a la fecha US$7 pero que va a ahorrar más porque faltan cinco meses para terminar el ciclo, actualmente es la tenedora de llave en la directiva.
Ella mencionó que sus actividades son compartir con sus abuelos quienes la animan, los ahorros le sirven para comprar materiales de estudio. Considera que el GAAP los relaciona con la comunidad mediante: el mural pintado en la escuela, las rifas en el grupo, la siembra de plátano, la siembra de cacao y el apoyo de FUNDESYRAM a la cooperativa San Antonio donde su abuelo es socio.
Ambas recomiendan a los jóvenes:
• Que usen el tiempo para actividades de desarrollo como los Grupos de Auto Ahorro y Préstamos.
• Que las instituciones apoyen a los jóvenes para el emprendedurismo
• Más apoyo a formar grupos de ahorro e incidencia a jóvenes por parte de los padres de familia.

21 - DESAFÍOS DE LA JUVENTUD PARA EL APROVECHAMIENTO DE OPORTUNIDADES QUE GENEREN DESARROLLO EN EL SALVADOR
Juan Antonio Ruíz Benítez, FUNDESYRAM

En diferentes foros en los que se han abordado el tema de la juventud en El Salvador, se habla de crear las oportunidades que generen desarrollo y mejoren la calidad de vida de las personas, oportunidades que llegan a través de proyectos y programas que se gestionan y son ejecutados por OG, ONG´s, municipalidades, sector privado y organizaciones comunitarias. A pesar de los esfuerzos que se vienen desarrollando, pareciera que no se avanza con el dinamismo esperado, y se continúa evidenciando como problema la falta de oportunidades para la juventud; en ese sentido, en el artículo se resaltan dos aspectos que limitan el aprovechamiento de las oportunidades de la juventud:
1) El bajo de nivel de educación y formación de la juventud. Según la Encuesta de Hogares y Propósitos Múltiples de la DIGESTYC-2016, el 38.5% de los jóvenes entre 15 y 18 años no continúan los estudios de bachillerato, siendo la causa principal que no le interesa continuar estudiando, con un 35.9%; el 20.9% consideran que la educación es muy cara, el 13.4% expresaron que se dedican al trabajo, el 6.7% consideró que por la violencia o inseguridad, y el resto por diferentes causas como: trabajo doméstico, distancia de los centros educativos, enfermedad y discapacidad. Es importante resaltar que, en los niveles de educación básica el 6.8% de la población entre 7 y 15 años no continuaron los estudios, lo que representaría un total de 45.3% de jóvenes con bajos niveles de escolaridad. Para este segmento de jóvenes, las oportunidades se ven limitadas, ya que sus empleos son de trabajo no calificado que en su mayoría son de baja remuneración.
2) Juventud incomunicada en la era de la comunicación digital global para descubrir y aprovechar oportunidades de desarrollo. En la actualidad, es notorio ver que la mayoría de la juventud tiene acceso al uso de la telefonía celular, con conexión a internet que les permite hacer uso de Facebook, email, wasap, messenger y navegar por diferentes páginas en la web; a pesar del acceso que tienen a estas herramientas de comunicación, el aprovechamiento que hacen de las mismas para identificar oportunidades de desarrollo de la juventud es limitado, convirtiéndose en la mayoría de las veces en una amenaza, por la pérdida de tiempo en comunicaciones que no producen resultados de valor para mejorar las condiciones de vida de las y los jóvenes; de igual manera, la falta de disciplina y planificación para el uso de la telefonía celular e internet como medio de oportunidades, genera incomunicación entre familiares, amigos y resto del mundo.
En el marco de lo anteriormente expuesto, el trabajo que realiza FUNDESYRAM con la juventud organizada del Occidente de El Salvador, desarrollando capacidades a través de Diplomados en Agroecología, Liderazgo Innovador y el Desarrollo de Comunicadores, contribuye a superar las limitaciones de la baja escolaridad de la juventud, así también, les genera capacidades de organización y de aprovechamiento de tecnologías de la comunicación para la gestión de oportunidades de desarrollo de la juventud organizada.

“La mejor herramienta de la juventud para crear y aprovechar oportunidades de desarrollo en las comunidades, es adquirir todos los conocimientos prácticos posibles, y sin descanso, aplicarlos en la solución de problemas o en la generación de beneficios para una mejor calidad de vida de la familia” Juan Ruiz Benítez