Fundacion para el Desarrollo Socioeconómico y Restauración Ambiental
Facebook Youtube Twitter
Selecciona un Informativo

Descargar Boletin informativo en formato PDF

Descargar Archivo Descargado 477 Veces

Compartir

1 - EDITORIAL, “EMPODERANDO A LAS MUJERES, EMPODERANDO A LA HUMANIDAD: ¡IMAGÍNALO!”
Roberto Rodríguez Sandoval, Director de FUNDESYRAM

“El Día Internacional de la Mujer conmemora la lucha de la mujer por su participación, en pie de igualdad con el hombre, en la sociedad y en su desarrollo íntegro como persona. Se celebra el día 8 de marzo. La primera celebración del Día Internacional de la Mujer tuvo lugar el 19 de marzo de 1911 en Alemania, Austria, Dinamarca y Suiza extendiéndose su conmemoración. En 1977 la Asamblea General de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) proclamó el 8 de marzo como Día Internacional por los Derechos de la Mujer y la Paz Internacional” Wikipedia

“Éste es el momento de defender las conquistas de las mujeres, reconocer desafíos y dirigir mayor atención a los derechos de las mujeres y la igualdad de género para motivar a todas las personas a hacer la parte que les corresponda. La Plataforma de Acción de Beijing se enfoca en 12 esferas de especial preocupación e imagina un mundo en el que todas las mujeres y las niñas puedan ejercer sus opciones, como participar en la política, educarse, obtener un ingreso y vivir en sociedades libres de violencia y discriminación.

Para ello, el tema del Día Internacional de la Mujer de este año es el firme llamado de la Campaña Beijing+20 de ONU Mujeres: “Empoderando a las Mujeres, Empoderando a la Humanidad: ¡Imagínalo!” Únete a los gobiernos y activistas de todo el mundo en la conmemoración de la pionera Conferencia de 1995, celebra las numerosas conquistas que la sucedieron y actúa para hacer frente a las brechas que aún existen para convertir la igualdad de género en realidad”. http://goo.gl/JxvolB.

Como FUNDESYRAM nos unimos a celebrar y compartir las conquistas que las mujeres están logrando en las comunidades de El Salvador, como un reconocimiento a su lucha incansable e integral por lograr un mundo mejor para ellas, su familia y las nuevas generaciones, refrescamos la memoria con los diferentes artículos del Boletín Camino al Desarrollo dedicado en este mes a las mujeres.

Como una pequeña muestra de lo que están logrando las mujeres en la autonomía económica, compartimos las siguientes conclusiones a las que llegaron las mujeres emprendedoras que apoya FUNDESYRAM.

“Las mujeres de las comunidades rurales tienen barreras para su desarrollo, pues por lo general se les invisibiliza al asignarles casi siempre roles de amas de casa. El emprendedurismo contribuye a romper estas barreras debido que las mujeres que han logrado llegar a ser emprendedoras, han mejorado su autoestima al mostrar que son capaces de administrar un emprendimiento, lograr ingresos económicos no solo para ella sino también para su familia; condición que les ha facilitado tener un proceso liberador al mostrar sus capacidades para no sentirse totalmente dependientes en el núcleo familiar y participar en el desarrollo comunitario”.

“Por medio de los emprendimientos económicos los y las pobladores de las comunidades rurales en condiciones especiales de pobreza tienen logros y satisfactores importantes como personas; como el bienestar de la familia, como manejar el negocio, capacidad, reconocimiento por los demás, convivencia, solidaridad, independientes, superación, compartir sus aprendizajes y conocimiento, desarrollo familiar, seguridad alimentaria, tener mayores ingresos y la estabilidad laboral dentro de un ambiente donde no hay empleo ni oportunidades”.

2 - LAS MUJERES PODEMOS CONTRIBUIR A MEJORAR LA ECONOMÍA LOCAL, LA PARTICIPACIÓN E INCLUSIÓN DE LAS MUJERES
Marilu Aquino, Tacuba y Nelson R. Flores, FUNDESYRAM

No siendo estudiada en temas encaminados al papel de la mujer en la sociedad, me di a la tarea de instruirme y haciendo uso de la facilidad que ofrece el internet para “saber más” con diez teclas que presione, me encuentro que en el ciber espacio hay todo un mundo de conocimiento en este y otros temas trascendentales. Mi primera sorpresa fue encontrarme con cerca de nueve millones de artículos afines al tema que acá resumo en tres párrafos. Haciendo uso de la Ley del menor esfuerzo me dedico a relatar aquellos párrafos que si bien han sido leídos muchas veces es importante reconocerlos y recordarlos porque hacen reflexionar acerca de la importancia que tiene la mujer en la sociedad. Me llama la atención cuando Samet Letichevsky, (2012) menciona que en las tribus prehistóricas, el hombre cazaba y guerreaba. La mujer se ocupaba de los niños y estaba permanentemente embarazada. Estaba sometida al hombre, que tenía más fortaleza física. Con el progreso científico-técnico, poco a poco fue siendo menos necesaria la fuerza física y más la inteligencia y los conocimientos. Los anticonceptivos abrieron la puerta de la libertad sexual de la mujer y de su acceso al mercado de trabajo (pues intelectualmente es igual al hombre). http://goo.gl/2jeRNE

Concuerdo con lo manifestado por las Naciones Unidas, (2013), que si a las mujeres se les ofrece el mismo apoyo que a los hombres, éstas aumentan el rendimiento de los cultivos en un 20%. Las mujeres se han convertido en el motor del desarrollo y del progreso. Son la clave del cambio para muchos países empobrecidos. En las manos de las mujeres está la alimentación y la educación de sus hijos. Una mujer con ingresos va a mejorar la higiene de los hijos, la calidad de su hogar y la alimentación. Sus hijos, así, gozarán de mayor salud. Además, al tener una pequeña renta, sus hijos no tendrán que trabajar e irán a la escuela. Se rompe el círculo vicioso. http://goo.gl/SbjIs5.

Michelle Bachelet, en octubre 2012, en su discurso en la Conferencia internacional sobre la inclusión social cotejo con hechos y estudios que hoy en día existe una mayor igualdad de género y se correlaciona positivamente con un mayor PIB per cápita; la participación de las mujeres en la fuerza de trabajo y los ingresos genera mayor crecimiento económico y tienen un efecto multiplicador en la sociedad como un todo; la igualdad de acceso de las mujeres a la tierra y otros insumos agrícolas aumenta la productividad agrícola en un 20 a un 30 por ciento, y reduce el número de personas con hambre; las empresas con tres o más mujeres en sus juntas directivas, o en la alta dirección, superan su rendimiento en un 53 por ciento en comparación con aquellas en las cuales no está ninguna mujer. http://goo.gl/aWKYAv.

Los relatos en estos y otros artículos que alcance a leer me hicieron recordar hechos cercanos que suceden acá en Tacuba y cómo mujeres tejedoras de esperanza que cada día se levantan y no ven problemas sino oportunidades para salir adelante, existen a montones.

“Soy Marilú Aquino, una madre soltera Tacubense que el año pasado perdí a mi padre en un día trágico de enero. Como miles de mujeres en El Salvador, nunca imagine que sería quién llevase el dinero a mi hogar. Gracias al apoyo de un proyecto de emprendimiento y un pequeño crédito puse en marcha una pequeña tienda de la que vivo yo, mi hija y mi madre. De la misma forma, el trabajo que mi padre tenía en una cooperativa de café yo lo herede, hago las tareas de campo que me corresponden como socia. Con mi emprendimiento y mi trabajo eficaz en el campo puedo decir que soy una mujer que ha conseguido ser protagonista de mi propia vida, contribuyo a mejorar la economía de la comunidad, contribuyo también a una mayor participación e inclusión de las mujeres en mi comunidad”

3 - LO QUE INFLUYE PARA QUE LA MUJER RURAL MEJORE SU ESTIMA Y CREZCA COMO PERSONA
Flor Quintanilla, FUNDESYRAM

La realidad de las mujeres en el área rural es muy marcada por la pobreza, por el acceso limitado a los recursos y a los mismos servicios sociales; la falta de oportunidades, la alta tasa de desempleo a la que se enfrenta y la desigualdad en la remuneración económica que perciben por el trabajo, la escasa o limitada participación en los puestos de decisión o lugares estratégicos para que puedan defender sus derechos y así tengan mayor oportunidad de acceso a las diferentes oportunidades, a cuestionar y exigir las leyes que en ocasiones no favorecen al trabajo de la mujer rural. Se cree que estos aspectos a los que las mujeres se enfrentan diariamente en sus comunidades, frena para que las mujeres no logren mejorar su calidad de vida.

Como persona que acompaño procesos en las comunidades gracias al apoyo de BSI, HORIZONT3000 y DKA, me doy cuenta que el trabajo que se realiza con las mujeres va mejorando día con día su nivel estima, su calidad de percepción de sí mismas, su crecimiento y convencimiento del accionar que se debe de realizar, en este aspecto considero que influyen varios factores entre ellos:

1. En primer lugar que reconozca sus potencialidades, se valore así misma y se amen, porque a partir de ahí se hace una verdadera transformación en su vida.
2. Mujeres del área rural con las que se ha trabajado la autonomía económica, a través del Emprendedurismo, han mostrado cualidades y aptitudes que ni ella misma consideraba tener.
3. A través de la formación en diferentes áreas de capacitación, se ha logrado un nivel de empoderamiento en cuanto a su valor como mujeres y esto les ha llevado a formar parte de estructuras de toma de decisión de sus comunidades, porque han comprendido que es una necesidad la participación activa de las mujeres en estos sitios.
4. La organización es el pilar de desarrollo de las mujeres, porque es aquí donde les permite desenvolverse en cualquier ámbito, les genera confianza de poder expresar sus puntos de vista y se vuelven gestoras de su propio desarrollo.
5. El compartir experiencias entre las mismas mujeres, les ayuda a comprender de sus propias necesidades y esto las impulsa a mejorar el sentir común que ellas tienen.

“No se puede decir que una mujer ha mejorado su calidad de vida, si antes no se ha reconocido a sí misma como eje central de su desarrollo” Flor Quintanilla

4 - PARTICIPACIÓN POLÍTICA DE LAS MUJERES Y SU ACCIÓN COMUNITARIA
Edita Olinda Magaña, Tacuba y Flor Quintanilla, FUNDESYRAM

Uno de los desafíos que enfrentan las mujeres para garantizar su desarrollo y participación política es el poder llegar a cargos de puestos de decisión y puestos públicos, espacios donde se vea representada el sector de las mujeres y donde hacer valer sus derechos como mujer; si bien se han hecho avances en materia de participación, no deja uno de preguntarse ¿Por qué el limitado número de mujeres en puestos de decisión? ¿A qué se debe?

Una pregunta que según la Señora Edita Olinda Magaña es fácil de responder, pues las mujeres en toda la historia han tenido menos participación en todos los aspectos, en primer lugar por el hecho de no tener un nivel de estudio, dado que la sociedad y los padres limitaron este acceso, en segundo lugar, porque es una cuestión estructural ya que el mismo sistema no ha permitido tener un mayor acceso de las mujeres en cargos de decisión y en ocasiones se ha cuestionado la participación de las mujeres en estos lugares atribuyendo su carga doméstica y su familia.

Considero sin temor a equivocarme que todas las mujeres podemos y es un derecho participar y estar en cargos de dirección o políticos, sabemos que tenemos la capacidad de desempeñar y de estar en cualquier estructura organizativa.

“En mi caso como Edita Olinda Magaña del Jícaro Centro, Tacuba, como mujer, ya he tenido la oportunidad de estar ahí y lo he demostrado con mi trabajo, y que lo que se dice que la familia es un impedimento para participar no es tan así; no niego que limita pero no frena, si realmente estas comprometida con tu comunidad haces lo mejor posible.

Siempre estamos trabajando para contribuir al accionar de las mujeres en las comunidades, presentamos nuestras propias ideas, inquietudes y necesidades, no solo esperemos que se nos escuche si no que vamos y hacemos que se nos escuche, porque es parte de la incidencia que nosotras mismas debemos de ir haciendo, a través de la organización y la formación que recibimos.

Hemos avanzado eso no se niega, pero aun sabemos que se necesita hacer más acciones para que nosotras las mujeres podamos garantizar estos espacios, para que podamos tener mejores comunidades y municipios. Una mujer debe de ser capaz de ir siendo gestora de su desarrollo, debemos de pasar de ser gusanos a hacer mariposas, porque ahí está la verdadera transformación”.

5 - PROMUEVO LA PARTICIPACIÓN DE LAS MUJERES Y EL DESARROLLO DE MI COMUNIDAD
Martha Marina López, Tacuba y Eliseo López, FUNDESYRAM

Durante muchos, muchos años las mujeres fueron excluidas en la toma de decisiones en el desarrollo de las comunidades, debido a que se consideraban que solo servían para el trabajo doméstico. También el trabajo de ellas era desestimado, y consideraban que no tenían capacidades y habilidades para dar opiniones u ostentar un cargo en un puesto directivo, como lideresas. Esto debido al machismo, sus compañeros de vida no les permitían participar en reuniones, decían que a buscar a otro hombre iban, algunas mujeres sufrieron y sufren abusos, abandono y hasta la muerte. Armadas de valor por su libertad, por sus derechos y con el apoyo de instituciones como FUNDESYRAM, BSI, HORIZONT3000, KFB, Cooperación Austriaca para el Desarrollo y DKA, hoy pueden tener un ambiente diferente.

“Debemos organizarnos, para, tomar acuerdos y hacer actividades que generen ingresos económico para podernos liberar de la dependencia extrema; por ejemplo, tener una granja ya que nos da trabajo, comida para la familia y nos permite estar cerca de nuestras familias para cuidarlos, así produciremos hasta para vender, y con los ingresos que se generen ayudar al gasto económico de los alimentos de la casa, estudio de los hijos, etc.”

“Hay que Participar en las directivas comunales y así opinar y ver las cosas según la óptica de las mujeres, ya que hay cosas que los hombres no nos toman en cuenta, si nosotras no estamos allí al momento de asentar un acuerdo se siguen olvidando de nosotras”.

“El trabajo que nosotras hacemos muchas veces no es valorado, los hombres y la comunidad deberían valorarlo y decirnos (reconocerlo) que sin nosotras, ellos no harían todo lo que hacen”.

“Mi nombre es, Martha Marina López de López, vivo en el caserío el carrizal, cantón el Jícaro del municipio de Tacuba, departamento de Ahuachapán. En cuanto al desarrollo de mi comunidad, yo he participado en elaborar comidas para; la fiesta en el Día de los niños en la escuela, también cuando hay reuniones, en acarreo de piedras para arreglar la calle, he trabajado con piocha y acarreo de material en la reparación del sistema de agua potable.

Como lideresa participo en el comité de cocina, tesorera del centro escolar, presidenta en un comité de comunidades solidarias rurales y en un Observatorio de género. También he participado en público, dando opiniones, cantando en la iglesia, hemos desarrollado campañas de limpieza en la comunidad, campañas de vacunación de aves de la comunidad, reforestación en la comunidad, con las cortinas de izote se evita la erosión y se producen flores para comer y vender, hoy soy muy valorada como mujer, no solo yo sino también las otras mujeres, poco a poco van viendo nuestras capacidades. En la comunidad ya hay muchas otras mujeres que participan en dar sus opiniones en las reuniones, otras participan en los trabajos comunitarios, antes solo los hombres lo hacían”.

6 - LAS MUJERES Y LA PARTICIPACIÓN EN LOS ORGANISMOS DE DIRECCION COMUNITARIOS
María Isabel Godínez, Tacuba y Silvia González, FUNDESYRAM

El involucramiento de las mujeres es de mucha importancia en las juntas directivas, ya que la participación ayuda a la visibilidad de la mujer en las actividades que realizan dentro de los cargos que desempeñan en la comunidad, pues le están aportando al desarrollo comunitario, al igual contribuyen mucho a la transformación o solución de los diversos problemas. Conforme a los cambios y procesos que se han venido dando con las leyes y por la incidencia de las mujeres, hoy tienen un poco más de espacios de participación donde ejercen sus derechos, expresan su sentir y se empodera más con toda la formación que recibe de forma indirecta a través de la educación prioritariamente informal.

“A la mujer se le debe dar igual oportunidades de expresar lo mejor de sí, para su provecho y el de la comunidad”, “La dignidad de las mujeres está unida a la misma naturaleza humana y se le debe garantizar el desarrollo integralmente y se requiere que sea para toda la existencia”.

La incorporación de las mujeres en puestos en las juntas directivas muestra a las demás mujeres de lo que son capaces de lograr, favorecen el desarrollo local y a la vez se promueve la integración de otras mujeres para tener más representatividad en los procesos encaminados hacia el desarrollo social sostenible. Es decir, que la construcción de la ciudadanía comienza desde los espacios de participación, donde las mujeres se desenvuelven en diferentes puestos de suma importancia, de los diferentes grupos organizados dentro de las comunidades y las áreas asignadas.

El grado de empoderamiento en las mujeres en los cuadros de dirección, hace que las realidades se puedan transformar en forma inclusiva a través de la participación en el entorno social, promueven la participación de otras mujeres; lo cual permite que mejoren su auto estima y tenga una vidas más social dentro de la comunidad.

La participación de las mujeres se convierte en un objetivo de desarrollo para hacer progresar a la comunidad, es la que moviliza a las demás mujeres, para que juntas puedan resolver las situaciones de vulnerabilidad y así puedan potenciar sus capacidades, situándose como agente principal de cambios y la promoción de la autonomía de las mujeres, que desde los espacios de participación están haciendo incidencia, es la apuesta de FUNDESYRAM, BSI, HORIZONT3000, DKA, Cooperación Austriaca para el Desarrollo y MEDICOR. La autodeterminación, la independencia y la autonomía son por tanto los tres valores, que orientan a la intervención comunitaria desde la perspectiva, participativa.

“Soy María Isabel Godinez, cuando no participaba en ninguna reunión y mucho menos formaba parte de las Juntas Directivas, me sentía muy a aislada y no obtenía ninguna información. Cuando me empecé a organizar tuve oportunidad de formar parte de un grupo de mujeres nutricionistas apoyadas por Visión Mundial por seis años en la comunidad; me siento muy afortunada por aprovechar ese espacio de participación.

Sin poder leer ni escribir pero organizada mejore mis conocimientos y hoy se explicar muy bien los procesos en los talleres que desarrollo dentro de la comunidad. Con toda esa participación y oportunidades que he tenido con diferentes instituciones, siento que mi vida ha cambiado, ya que me siento muy capaz para dirigir grupos y poder orientar a otras personas.

En la actualidad soy segundo vocal dentro de la directiva de la cual aunque no lo crean, dicen que soy una gran lideresa y tengo mis capacidades que pongo en práctica con otras mujeres lideresas y motivo a las nuevas generaciones para que tomen las riendas de las directivas comunales, para fomentar la equidad de género”.

Mujeres como doña María que están desempeñando cargos muy importantes dentro de las comunidades y que buscan el desarrollo comunitario para una mejor calidad de vida y la integración a la participación ciudadana de las mujeres que es un derecho de todas y todos, es lo que tenemos que fomentar en las comunidades.

7 - LAS MUJERES JÓVENES SOMOS CAPACES Y PROMOVEMOS LA PROTECCIÓN DEL MEDIO AMBIENTE
Alejandra Cáceres, CIJOES

En la antigüedad entre los miembros de la sociedad existía una gran desigualdad, por la cual se emprendió una lucha dirigida por las mujeres que confiaban y sabían que existiría una sociedad justa donde hombres y mujeres podrían gozar de sus derechos por igual.

El empoderamiento de la mujer joven en distintos territorios y sitios de trabajo fortalece la participación ciudadana en grupos organizados, y esta, es cada vez mayor, guiada por la búsqueda de oportunidades y preocupada porque su voz sea escuchada para el logro y ejercicio de sus derechos, avanzando y concientizando en el cuido de los recursos naturales y medio ambiente para caminar en un desarrollo sostenible. Con el testimonio de Ana Julia Cruz Fuente quiero dar una pequeña muestra de lo que estamos haciendo las mujeres jóvenes gracias al apoyo de la Unión Europea, FUNDESYRAM, BSI, HORIZONT3000, DKA y Cooperación Austriaca para el Desarrollo.

“Mi nombre es Ana Julia Cruz Fuente de veinte años de la ciudad de Nahuizalco, Sonsonate, trabajo en bisutería artesanal desde hace dos años, mi trabajo es reconocido por utilizar materia prima extraída de la naturaleza, como semillas de árboles locales, bambú, coco, entre otros, creo mis propios diseños los cuales comercializo en la localidad y exporto a otros países, soy una joven emprendedora y visionaria, pero sobre todo comprometida en mi comunidad a cuidar los recursos naturales que ahora en día son escasos, pero que son valiosos en nuestro medio.

Realmente me siento bien por mi trabajo que está orientado no solo a embellecer a las personas con los artículos que vendo, sino también a recordarles a todos y todas que la madre naturaleza nos brinda sustento, siempre nos ha brindado recursos necesarios como el agua, la tierra fértil para depositar las semillas y maravillándonos con el milagro de la germinación.

Lo que inspira mi trabajo como joven organizada y emprendedora es cuidar y promover el respeto por la madre tierra para que otras generaciones valoren y se inspiren a vivir en un ambiente más saludable y sostenible para todos y todas”.

8 - EN LOS COMITÉS COMUNITARIOS DE MUJERES SE FORJAN LAS LIDERESAS Y LA AUTOESTIMA
Santos Álvarez, Santo Domingo de Guzmán y Margarita Centeno, FUNDESYRAM

Los comités comunitarios son grupos de mujeres que son lideradas por un promedio de 10 o más mujeres, con el propósito de velar por sus intereses y sus derechos como mujeres, por el reconocimiento de las organizaciones gubernamentales y no gubernamentales, así como por la municipalidad para lograr apoyos directos que permitan la superación de la mujer y la comunidad. Los comités son una buena plataforma para el desarrollo de lideresas, para el empoderamiento de cada mujer; lo que permite una buena integración, la conformación de Sistemas de Microfinanzas Comunitarias, la búsqueda de oportunidades a nivel personal, familiar y comunitario, y en especial el logro de una alta estima como mujer luchadora para el logro de sus derechos.

Los Comités Comunitarios de Mujeres, son las organizaciones de base que están promoviendo la inclusión y el desarrollo en forma integrado en las organizaciones comunitarias como las Asaciones de Desarrollo Comunal, ADESCOS. La integración de las mujeres de los Comités facilita la formación de asociaciones de mujeres en el ámbito municipal, las cuales a su vez se integran en una Red de Asociaciones de Mujeres del Occidente de El Salvador, RAMOES, este proceso recibe el apoyo de FUNDESYRAM, BSI, HORIZONT3000, DKA y Cooperación Austriaca para el Desarrollo. Santos Aurelia Álvarez es una muestra de todo lo que están logrando las mujeres con su participación en los Comités.

“Mi nombre es Santos Aurelia Álvarez, vivo en cantón El Carrizal, del Municipio de Santo Domingo de Guzmán, quiero contarles que el estar en el comité de mujeres es muy importante, pues ayuda a la interrelación con las demás mujeres, ayuda a tener una mejor comunicación y a desarrollarse cada día con las experiencias que se van adquiriendo. También al estar organizadas se fortalece el comité porque las demás organizaciones nos toman en cuenta para cualquier proyecto que se quiere realizar, en capacitaciones y entre nosotras nos ayudamos para buscar nuestros derechos.

Yo he tenido la oportunidad de participar en pequeños talleres, como la elaboración de piñatas, capacitación en el manejo de incubadora de huevos, también he recibido capacitaciones de costurería, de la cual estoy muy feliz porque ahora en día no solo yo puedo bordar mantas sino también mis hijos pequeños han aprendido a hacer preciosos manteles bordados a mano, he recibido capacitaciones que ayudan a nuestra vida personal como es la equidad de género, la autoestima, la violencia intrafamiliar, entre otras.

También estando en el comité de mujeres me he beneficiado por semillas para huertos caseros y el estar integrada en el Sistema de Microfinanzas Comunitarias, una buena metodología que FUNDESYRAM nos ha enseñado para poder ahorrar sin necesidad de salir a la ciudad y así poder generar un pequeño ingreso económico, al mismo tiempo nos enseña el hábito del ahorro. El estar en un Comité de Mujeres se los recomiendo ya que es un proceso de mucho esfuerzo y dedicación, que día con día se va aprendiendo y poniendo en práctica nuestros conocimientos y habilidades que cada una de las mujeres tenemos. Con toda seguridad digo que Somos mujeres que luchamos por lo que queremos, por lo que deseamos y por el futuro de nuestra comunidad y de nuestros hijos”

9 - LAS MUJERES DE SAN PEDRO PUXTLA SE ORGANIZAN EN UNA ASOCIACIÓN DE MUJERES EMPRENDEDORAS
Efraín Cerritos, FUNDESYRAM

“No existía en San Pedo Puxtla una organización formal de mujeres, donde las mujeres del municipio puedan identificarse, trabajar unidas y gestionar proyectos para ejercer sus derechos y sacar adelante nuestras necesidades que como mujeres tenemos”, dice Juana Adilia Franco presidenta de la primera Asociación de Mujeres de San Pedro Puxtla.

Dos grupos de mujeres fortalecidos por FUNDESYRAM con el apoyo de HORIZONT3000, DKA, BSI y la Cooperación Austriaca para el Desarrollo, que conforman los comités de auto ahorro del cantón El Durazno y el Cantón El Cortez deciden formar “La Asociación de mujeres Emprendedoras de San Pedro Puxtla”, gracias a esta labor es como muestran que son capaces de salir adelante con mucha autonomía organizativa y elevada autoestima; como toda mujer están seguras que pueden superar sus obstáculos. Las capacitaciones, el trabajo diario y los comités de auto ahorro han sido determinantes para la conformación de la Asociación de mujeres Emprendedoras, proceso que ha sido fortalecido con la elaboración participativa del reglamento, el plan estratégico y el plan de trabajo de la asociación.

Las mujeres organizadas de la asociación de San Pedro Puxtla le dan seguimiento a su plan de trabajo y desarrollan acciones como: jornadas de concientización de la equidad de género, de limpieza, jornadas de reforestación, producción de insumos orgánicos, elaboración de huertos caseros, mercados solidarios, y acciones de gestión de capacitaciones y proyectos para beneficio de sus asociadas, con el fin de facilitar el desarrollo integral de las mujeres y sus familias en las diferentes comunidades.

Hoy en día la asociación, es la referente de la organización municipal de mujeres de San Pedro Puxtla y poco a poco se está fortaleciendo más al formar parte de la Red de Asociaciones de Mujeres del Occidente de El Salvador, RAMOES, en la que conjuntamente con la asociación de mujeres de Santo domingo de Guzmán y Tacuba unen esfuerzos y trabajan por el desarrollo de las mujeres en el occidente del país.

10 - LAS MUJERES SE SUPERAN INTEGRALMENTE CUANDO SE ORGANIZAN Y FORTALECEN SU COOPERATIVA
Dora Alicia Luna, Comasagua y Hugo Mata, FUNDESYAM

La Cooperativa “es una asociación autónoma de personas agrupadas voluntariamente para satisfacer sus necesidades económicas sociales y culturales comunes por medio de una empresa que poseen en conjunto y se controla democráticamente. Las cooperativas se basan en los valores de ayuda mutua, responsabilidad, democracia, igualdad, equidad y solidaridad, las personas cooperativistas creen que el desarrollo personal solo se puede lograr en la unión con otras personas trabajando juntas por un mismo fin”.

Las mujeres son un sector de la población que tienen un gran valor en el movimiento cooperativo, es por tal razón que la mujer de Comasagua es parte fundamental de la COOPERATIVA CANASTA CAMPESINA, la cual está conformada por 37 miembros entre jóvenes y mujeres, de estos el 84% son mujeres, la junta directiva posee 8 miembros y el 75% son mujeres.

Esta cooperativa está especializada en la producción y comercialización de hortalizas orgánicas, el papel de las mujeres es en la producción, la comercialización y apoyar en la conducción de la cooperativa, la facilitación para su constitución fue gracias al apoyo de la Unión Europea, FUNDESYRAM, MDS y SPF.

Un ejemplo de superación de la mujer dentro de la cooperativa es el de la joven Dora Alicia Luna de 29 años de edad de la comunidad la Dalia, “Soy mucho más segura en lo que hago, como cultivar la tierra con las nuevas técnicas orgánicas ya que cuido mi salud y la de mi familia y el medio que nos rodea. Además me comunico mucho mejor con mis vecinos y vecinas, ya que nos reunimos y compartimos conocimiento de cómo cultivar, y comercializar lo que producen; nos reunimos cada semana y ellas me cuentan que productos tienen para ser vendidos en la cooperativa. También económicamente mis ingresos económicos han aumentado”.

11 - LA COMUNICACIÓN ES NECESARIA PARA LA EQUIDAD DE GÉNERO
María Bernarda Ramírez, Santo Domingo de Guzmán y Manuel Vega, FUNDESYRAM

La comunicación es una herramienta importante para el desarrollo de las personas, las familias y por ende las comunidades y territorios, sin embargo cada persona tiene su propia perspectiva e idea de género en la sociedad. Por lo que las mismas mujeres están incidiendo para lograr una mejor comprensión de la equidad de género, y están aprovechando cada espacio, cada recurso y cada medio; en este sentido la comunicación forma parte fundamental de educar y difundir que es la equidad de género. Muchos de estos procesos de formación y comunicación se están documentando en videos, documentos, boletines e informes, gracias al apoyo de FUNDESYRAM, BSI, HORIZONT3000, DKA y Cooperación Austriaca para el Desarrollo.

Tomando en cuenta que la equidad de género es un conjunto de características o aspectos culturales que identifican el comportamiento de mujeres y hombres, además también aglutina las relaciones de poder entre ellos y ellas, en un periodo de tiempo determinado, así mismo la concepción de género está vinculada con los antecedentes históricos, con sus tradiciones y culturas, es decir con sus raíces y estas amarradas a sus valores impregnados con sus ancestros. La oportunidad de hacer esta tarea desde la perspectiva fémina es abrirle los espacios participativos oportunos para que ellas cobren un lugar protagónico dentro de las organizaciones y que salgan de ellas las ideas y las temáticas de interés enfocadas al fortalecimiento participativo con equidad de género.

“Mi Nombre es María Bernarda Ramírez, vivo en el Caserío Los Ramos I del Cantón El Carrizal, del Municipio de Santo Domingo de Guzmán, para mí la oportunidad de tener acceso a medios de comunicación es de mucha importancia, porque se puede dar a conocer el rol que las mujeres tenemos en la familia y en la sociedad, pues en las decisiones importante casi no nos toman en cuenta, pus hay cosas que aunque las hacemos quedan invisibilizadas y a lo mejor en lugar de ser reconocidas somos castigadas y son violados nuestros derechos.

En mi vivencia personal puedo decir que formo parte de la Asociación de Mujeres Emprendedoras de Santo Domingo de Guzmán, ADESCOMES, en donde se nos dan espacios participativos a nivel de ponencias en las reuniones, participamos en días festivos en donde llevamos la divulgación de género, participamos en la celebración del Día Internacional de la Mujer Rural, una oportunidad de dar a conocer nuestros derechos y para que ya no sigan invisibilizandonos. Además en nuestra asociación tenemos espacio para trabajar sobre la equidad de género y hemos encontrado compañeras que están viviendo serios y duros momentos en sus hogares, buscamos la información y el acompañamiento de personal idóneo para ayudarle a salir de la situación, así mismo nos volvemos consejeras de aquellas compañeras que por no tener acceso a estos espacios, siguen sufriendo violencia o desigualdad de género; bueno en fin creo que hemos aprovechado al máximo lo que hemos aprendido y los espacios que nos dan y creemos que solo así se podrá lograr que las mujeres tengamos el valor de enfrentar los retos del diario vivir. Por eso digo, La comunicación es importante y vital para poder dar a conocer lo que somos, lo que hacemos y lo que pensamos”.

12 - LA MUJER EN LA GESTIÓN DEL AGUA
Johana Arely López Portillo, Comasagua y Rafael Huezo, FUNDESYRAM

La comunidad 3 de Mayo, ubicada en el Municipio de Comasagua, con una población de 600 habitantes, goza de un sistema de agua potable que comprende 140 acometidas, según análisis bacteriológicos reciente de muestras de agua, dan como resultado que el agua de la red es apta para consumo. El sistema es abastecido por el manantial conocido como la “Teodora”, ubicado en terrenos de la finca Germania del mismo municipio.

El sistema de agua potable, ha permitido que las mujeres se organicen para la gestión y manejo del sistema de agua a nivel comunitario. Uno de los beneficios que se tuvo del sistema de agua potable en la comunidad 3 de Mayo, fue que a partir de tener agua domiciliar esto les permite a las mujeres dedicar tiempo a actividades de superación, entre ellas la capacitación. Actualmente reciben capacitación en la elaboración de artesanías, mantienen su huerto casero orgánico y están participando en capacitación de elaboración de insumos orgánicos. La razón del interés de las mujeres en el involucramiento en la gestión de agua radica en la importancia del agua como elemento clave para el hogar.

Un ejemplo del involucramiento de las mujeres es la Sra. Johana Arely López Portillo, quien es madre de una niña de 3 años. Su participación en la gestión de agua comprende:

-Sindico de la directiva de la ADESCO 3 de mayo, cargo que desempeña desde el 2014,
-Vocal de la directiva de la Junta de Agua de la 3 de mayo ACCAPSS desde el 2014,
-Presidenta del comité de mujeres, al que pertenece desde 2013 y
-Colabora con el Comité de Emergencias de la comunidad.

La Sra. Arely juntos con los demás directivos, lograron la coordinación de los grupos de la ADESCO y el grupo de usuarios del sistema organizados en ACCAPSS, que permitió el desarrollo de actividades como: la recolección de basura en la comunidad y en el área de recarga del sistema de agua potable de la 3 de Mayo. Limpieza y mantenimiento del vertiente "Teodora" que abastece al sistema de agua de la comunidad. Además con apoyo técnico de Plan Internacional y Cosecha Azul-FUNDESYRAM / CRS, se construyeron obras de beneficio hídrico (acequias y fosas de infiltración) en la zona de recarga del manantial, en una área aproximada de 1mz.

Como resultados de estas actividades la comunidad espera aumentar o mantener el caudal del manantial y mantener la calidad del agua. A pesar que no todas las familias participan en el mantenimiento del sistema, esto no les desmotiva a continuar con el desarrollo de las actividades. Con el ejemplo espera que familias que actualmente no apoyan, lo hagan en el futuro pues consideran que entre las motivaciones que poseen para el trabajo, es el bienestar de las familias y de la comunidad, lo que le genera un sentimiento de bien vivir.

13 - LA MUJER Y LA CONSERVACIÓN Y DESARROLLO DE LA RESERVA DE BIOSFERA APANECA ILAMATEPEC
José Jesús Córdova Miranda, FUNDESYRAM

La Reserva de Biosfera se define como áreas de ecosistemas terrestres, marinos y costeros donde mediante procesos participativos se promueven soluciones para reconciliar la conservación de la biodiversidad con el uso sustentable. En El Salvador existen tres Reservas de Biosfera 1) Trifinio Fraternidad declarada por la UNESCO en el 2011 con un área de 108,020 Ha, 2) Xirihualtique – Jiquilisco con 101,607 Ha, y Apaneca- Ilamatepec con 59,056 Ha; estas últimas su declaración por la UNESCO fue en el 2007.

La Reserva de Biosfera Apaneca Ilamatepec, aglutina a 18 municipios de los departamentos de Ahuachapán, Sonsonate y Santa Ana. Actualmente se tiene el Comité Gestor de la Reserva de la Biosfera Apaneca Ilamatepec (RBA-I), constituido en base al Acuerdo Ejecutivo vigente No.104 con fecha 15 de julio de 2014. De igual manera a nivel local según el artículo 69 de la Ley de Áreas Naturales Protegidas, faculta a los pobladores a formar Comités de Vigilancia y Conservación.

Su objetivo principal es de vigilancia y conservación de la Reserva de Biosfera Apaneca Ilamatepec, tiene por objeto contribuir a la protección y conservación de la Reserva, para conservar su diversidad biológica, asegurar el funcionamiento de sus procesos ecológicos esenciales y garantizar la perpetuidad de sus sistemas naturales para beneficio de los habitantes del país y principalmente de las comunidades aledañas a la misma. FUNDESYRAM y FIAES han venido facilitando la conservación y desarrollo de la Reserva, pero cabe destacar que las mujeres han sido el pilar fundamental para avanzar en este proceso, esto lo vemos en el Comité de Vigilancia y Conservación Ambiental de Apaneca – Ataco.

En el Comité de Vigilancia y Conservación Ambiental de Apaneca - Ataco las mujeres tienen un papel protagónico, muestra de ello es que el 45% de las personas que conforman su directiva son mujeres. Entre las acciones más importantes que realizan las mujeres se mencionan: Participan activamente en educación y sensibilización ambiental, a través de campañas de limpieza realizadas en las comunidades, laguna Verde y de las Ninfas, productoras lideresas para impulsar la agricultura orgánica, por medio de la siembra de sus huertos orgánicos, apoyan la recuperación y conservación de semillas criollas, son extensionistas comunitarias que promueven tecnologías limpias, participan en el mercado orgánico campesino que se está impulsando en Apaneca.

"La Reserva de Biosfera es nuestra, de ella sacamos diariamente nuestro sustento, cuidarla es nuestro deber y las mujeres hemos entendido que tenemos un papel importante que cumplir educando a nuestros hijos y a todas las familias. La Reserva de Biosfera es vida"

14 - LAS MUJERES SON PIONERAS EN LA PROMOCIÓN DE LA AGRICULTURA ORGÁNICA EN LAS CIUDADES
Hilda Castro, Santa Tecla e Israel Morales, FUNDESYRAM

La mayoría de apoyos en asistencia técnica y acompañamiento productivo que realizan las instituciones y organizaciones, están dirigidos a la población rural, considerando que es el lugar donde se desarrollan las actividades productivas agropecuarias, por tener disponibilidad del recurso tierra y otros recursos indispensables para producir alimentos, para el autoconsumos y en algunos casos para el mercado.

En los últimos 25 años, la población de las zonas rurales está emigrando a las ciudades, en búsqueda de oportunidades de empleo, debido a que la producción agrícola ha dejado de ser una oportunidad de desarrollo para las familias rurales, el impacto de esta situación se refleja en el aumento de la población urbana y el abandono del campo, razón por la cual se demanda mayor cantidad de alimento en las ciudades.

Ante esta realidad algunas Instituciones y organizaciones locales como FUNDESYRAM, Centro Divina Providencia y DKA Austria, estamos trabajando en la producción de alimentos en las áreas urbana y periurbanas, como una alternativa de empleo y disponibilidad de alimentos vegetales para el consumo. La propuesta de manejo de las áreas productivas en las ciudades, se fundamenta en la implementación de agricultura orgánica, haciendo usos de las técnicas de reciclaje e innovación de espacios productivos, basado en un programa de promoción y cambio de cultura de consumo de alimentos con un valor nutricional.

En la producción orgánica se destaca el rol de las mujeres: ellas valoran el conocimiento, tienen destreza y habilidad para el cuido de las plantas, tienen menos resistencia al cambio, amor a la vida y la familia, facilidad para difundir el conocimiento y disponibilidad para cambiar el estilo de alimentación en la familia; este conjunto de buenas cualidades nadas hace que sea sostenible la producción de alimentos orgánicos en las ciudades

“Soy Hilda Castro, quiero compartir mi experiencia en la producción y consumo de alimentos orgánicos, vivo en la colonia Santa Mónica, municipio de Santa Tecla, he aprendido a cultivar desde que se siembra la semillita hasta que la planta produce, cultivo varios tipos de hortalizas.

Los elementos básicos para hacer un huerto según mi experiencia son: conocer la profundidad de siembra de las diferentes semillas, mantener una humedad adecuada para el cultivo, detectar cuando es que los frutos están en su punto de corte y consumo, saber cuándo una planta necesita de los insumos orgánicos, saber que aplicar cuando las enfermedades y plagas afectan mis cultivos. En mis tres años de producir, también he practicado la rotación de cultivos, cómo debo preparar mi tierra para sembrar los cultivos y a elaborar los insumos orgánicos que le aplico a mis cultivos, que es la base para producir.

Todo este aprendizaje me ha beneficiado mucho porque mis hortalizas son orgánicas, y lo mejor es que los alimentos tienen un sabor agradable y muy diferente al que compramos en los mercados, a través del aprendizaje nos damos cuenta que los alimentos orgánicos favorecen nuestra salud. En la búsqueda de ampliar mi huerto, he aprendido a reciclar, y aprovechar los pequeños espacios para poder sembrar más.

En mi huerto obtengo verduras y legumbres sanas libres de químicos que ahora no las compro, siempre tengo a mi disposición las verduras, me gusta cuidar mucho la salud de mi familia, y es por eso que siempre cosecho y vuelvo a sembrar mis propias hortalizas, como una de mis mayores satisfacciones personales de este bonito esfuerzo.

Yo cultivo en el techo de mi casa, pues no poseo un espacio suficientemente grande, pero eso no ha sido limitante para cultivar mis hortalizas, todo esto me motiva a seguir asistiendo a la clases de formación técnica que me facilita FUNDESYRAM y las Hermanas Carmelitas, cada 15 días, porque cada día aprendo más, también he compartido con los vecinos y muchas otras personas a las que les he enseñado como sembrar y cuidar sus plantas.

Quiero invitar a niños jóvenes y adultos a que siembren y se motiven porque el aprendizaje de cultivar sus propias hortalizas tiene muchos beneficios, sirve de terapia, forma valores en los niños, como una motivación de que ellos tienen responsabilidades, y sobre todo a cuidar la salud de nuestras familias. Sembrar es vivir, y cosechar es comer, sembremos y comamos lo que cultivamos, yo cultivo, yo me lo como”.

15 - HUERTOS CASEROS UNA FORMA DE VIDA Y SEGURIDAD ALIMENTARIA PERMANENTE
Lucia Anaya Tobar, Guyamango y Exequias Méndez, FUNDESYRAM

Producir alimentos en la casa es una tradición de las familias rurales que por mucho tiempo se ha venido manteniendo, es considerado un patrimonio familiar de reserva y fuente de alimentos, además del beneficio de la entrada de los recursos externos que posibilita incrementar y de ahorrar, pero que hoy se están mejorando al hacerlos en forma orgánica.

“Por tradición en las familias rurales se mantiene la existencia de los huertos caseros ya que uno se beneficia a diario cortando hortalizas sanas, ahora en día es aún más fuerte, ya que el trabajo agroecológico ha venido a fortalecer esta práctica, en el sentido de hacerlo con el cuido al medio ambiente y reutilizando los desechos que de los mismos productos provienen”.

Es decir que con los huertos que fomenta FUNDESYRAM, HORIZONT3000, DKA y Cooperación Austriaca para el Desarrollo se ha incrementa la disponibilidad de los productos de consumo diario y se ahorra en la compra de verduras en la tienda o el mercado; además estamos produciendo alimentos sanos y libres de químicos.

“Soy Lucia Anaya Tobar productora y lideresa en mi Comunidad de El Carmen II del Municipio de Guaymango, departamento de Ahuachapán. Yo además de trabajar como lideresa del grupo de auto ahorro, soy parte de la ADESCO de ésta misma comunidad, me ha gustado mucho la oportunidad de capacitarme y lo he aprovechado.

Gracias a FUNDESYRAM he podido aprender más cada día sobre el manejo orgánico, ahí me han enseñado nuevas cosas que las pongo en práctica para la producción de mi huerto casero, en esta comunidad es una tradición que todas las familias cultivamos en la casa, esta es una forma de ayudarnos a disminuir los gastos en la familia.

Además lo consideramos una buena oportunidad para producir lo que consideramos sano y apropiado para nuestros hijos/as, no dependiendo de agroquímicos si no que utilizando desechos y materiales reutilizables para cultivar y producir, nos da la oportunidad de consumir a veces hasta vender y generarnos algunos recursos económicos que van a incrementar la posibilidad de depositarlos en el auto ahorro. Otra ventaja, es que se producen alimentos y plantas medicinales para la familia y nuestros animales domésticos; como lideresa y productora me siento muy agradecida y estoy en la disposición de seguir este trabajo, así como de seguir enseñándoles a más personas a hacer estas prácticas que nos ayudan a vivir mejor. A crear un mejor ambiente en la casa y contribuimos a que las familias consuman alimentos sanos y no correr los riesgos de adquirir enfermedades, que son provocados producto del consumo de alimentos contaminados con los agro tóxicos. Las mujeres estamos convencidas de que podemos contribuir con el desarrollo y esta es una muestra del trabajo que realizamos, un trabajo de cada día que se traduce a beneficios saludables para todas las familias y las comunidades”.

16 - LAS MUJERES ESTÁN IMPULSANDO EL DESARROLLO Y CONSERVACIÓN DE LA RESERVA DE BIOSFERA POR MEDIO DE LA PRODUCCIÓN DE ALIMENTOS Y MERCADO ORGÁNICO EN APANECA
Medardo Francia, Apaneca

La participación de la mujer dentro de la producción diversificada de alimentos, en la Reserva de Biosfera Apaneca Ilamatepec, impulsada en forma participativa con el apoyo de la Fundación Para el Desarrollo Socio Económico Y Restauración Ambiental, FUNDESYRAM, se destaca como un factor muy determinante en el sostén de las familias y su seguridad o soberanía alimentaria en forma sostenible.

FUNDESYRAM conjuntamente con FIAES y el Comité de Vigilancia Ambiental tratan de impulsar la producción agropecuaria sostenible y diversificada poniendo en marcha un agro mercado local campesino con productos orgánicos producidos por las productoras y productores locales para que se dinamice y capitalice la familia y poco a poco avanzar a emprendimientos rentables.

El decisivo papel de la mujer como productora y comercializadora de alimentos orgánicos promueven la conservación de los recursos genéticos y la biodiversidad en la Reserva. No en vano por largos siglos de experiencia práctica las mujeres tienen un singular bagaje de conocimientos y capacidad de decisión en materia de especies y ecosistemas locales.

Los conocimientos tradicionales que ha adquirido la mujer de su familia o del entorno, le han permitido manejar el traspatio e incorporar metodologías y técnicas aprendidas de otras, y así mismo ensaya nuevas formas para mantener o mejorar su sistema de traspatio. Socialmente la mujer es una persona activa, organizadora, educadora, comunicadora de sus hallazgos. La participación de la mujer en la producción de traspatio y sus beneficios tangibles e intangibles incrementa las redes sociales familiares.

Las mujeres que producen y comercializan alimentos orgánicos, son las que generalmente se encarga de los asuntos económicos de la casa, del pago de servicios, de abastecimiento de los víveres, de conocer los precios en el mercado de los productos que son ocupados en el huerto y de la venta de la producción. Además contribuyen al cuidado del ambiente, procurando el reciclamiento de los desperdicios de la cocina o de la industria alimentaria, que incorpora como fuente de alimentación para sus animales, cuidando del espacio, evitando que se contamine dentro y fuera de su casa y en ocasiones participa con la siembra de árboles y plantas en sus jardines y/o macetas, con lo que contribuye a dar un mejor servicio ambiental. Además de ser una transmisora a los hijos e hijas del cuidado de la naturaleza para la obtención de recursos. Este conjunto de conocimientos y experiencias dan a la mujer una habilidad que contribuye directamente a mantener su producción.

Como mujer rural se hacen cargo del cultivo y recolección de alimentos así como del uso y manejo integrado de diversos recursos naturales vegetales y animales. El traspatio es una estructura productiva donde la mujer participa e integra a la familia en los procesos de producción, en los espacios libres de la casa de habitación tal es el caso de doña Ana maría Solís en el cantón Shucutitan en el municipio de Ataco y doña Gloria Jacobo en el cantón Palo Verde la aldea del municipio de Apaneca, por mencionar a algunas de ellas. Producen hortalizas, hierbas medicinales, crianza de animales, producción de leche, etc.

Es importante mencionar que el consumo de desperdicios del hogar juega un papel determinante en los sistemas de producción de traspatio, en este sentido, este tipo de insumos los hacen sostenibles económicamente por los bajos costos de producción, al ser transformadores de los desechos orgánicos provenientes de la “basura” o considerados como tal, por lo cual resulta que la inversión que se da en el huerto o parcela se convierte en alimentos de los animales o remedios caseros para curar a los animales, concentrados caseros, abono, repelentes, caldos minerales orgánico, abonos para los cultivos, resulta ser “casi gratuita”. Así mismo, baja la dependencia de los insumos externos como disminuye la contaminación de la Reserva pues no usa herbicidas, antibióticos, plaguicidas o anabólicos.

17 - EL EMPRENDEDURISMO PERMITE SUPERAR EL MACHISMO Y LA DISCRIMINACIÓN DE LA MUJER
Evelia Salazar, Tacuba, Juan Carlos Argueta, FUNDESYRAM

La mujer ha sufrido una marginación y se le han negado las oportunidades como la de emprender un negocio o iniciativa económica, según el machismo del hombre ella no tenía la capacidad de generar ingresos económicos, solo podía encargarse de los oficios domésticos de la casa, este pensamiento ha discriminado a la mujer y ocultado sus grandes capacidades.

Hoy en día eso ha cambiado significativamente por la participación de la mujer y hombre en las diferentes capacitaciones, eventos y charlas sobre equidad de género e inclusión, estas han servido para orientar y demostrar que la mujer también puede y debe desarrollar actividades que no solo los hombres pueden hacer, como los puestos directivos en diferentes asociaciones mixtas o de mujeres, el derecho a tener su emprendimiento a opinar sin ser restringidas de su voz y voto.

Las demandas específicas de las mujeres rurales, se han fortalecido a través de diferentes componentes que FUNDESYRAM ha implementado gracias al apoyo de FIA, BSI, HORIZONT3000, DKA y Cooperación Austriaca para el Desarrollo. En algunas comunidades ya un 75% de las mujeres tienen su pequeño emprendimiento, donde generan ingresos económicos que contribuyen a su autonomía, superación y al bienestar familiar. Por ende, ellas son la parte dinámica que mueve económicamente a la comunidad y son parte del desarrollo del territorio.

“Los emprendimientos han permitido que las mujeres tengan la oportunidad de mejorar su calidad de vida, su autoestima, espiritualidad, autonomía propia, independencia económica, liderazgo, logrando la no discriminación y disminuyendo el machismo en los hombres”, una muestra de esto es Dora Evelia Salazar.

“Mi nombre es Dora Evelia Salazar, vivo en el cantón el Chagüite, en la comunidad Lomas de San Antonio, soy una mujer viuda que desde que murió mi esposo he tomado la dirección de mi hogar, soy una persona que me ha gustado emprender negocios con especies menores, es por ello que trabajo con la cría de cabras, de ellas saco leche, queso y la venta de animales adultos en pie de cría.

Antes que mi esposo muriera recuerdo que tenía mis animales, pero más que todo tenia gallinas, chumpipes pero bien pocas, luego fui aumentando mi número de animales y hoy en día además de tener ya 12 cabras, tengo mi corralito de gallinas ponedoras y criollas. En la vida he ido venciendo muchos obstáculos. Es mentira eso de dicen que la mujer no pueden sin la ayuda de un compañero de vida, yo puedo decir que me he superado con mi dedicación, con mi esfuerzo y valor, he logrado que mis hijos sean más conscientes de los papeles del hogar.

Con los diferentes talleres que FUNDESYRAM imparte, me han ayudado para superar muchos obstáculos con el emprendimiento, me enseñaron a cómo cuidar las cabras, cosa que antes no lo sabía pero con las capacitaciones que los técnicos me han enseñado tengo la capacidad de cuidarlas, me siento muy contenta porque ya no hay necesidad de salir a otros lugares a buscar trabajo y dejar a mi familia sola; hoy en día me dedico a cuidar a las cabras porque sé que de ahí me beneficio cuando las vendo y por eso me dedico de lleno a cuidarlas con la ayuda de mis hijos.

Hoy mis ingresos económicos mensuales son de $50.00 dólares libres solo vendiendo los productos como leche, queso de mis animales, cuando mis vecinos buscan que se les venda un animal en pie obtengo más ingresos adicionales, además de ese dinerito de las cabras tengo mis gallinas que producen los huevos tanto para el consumo de mi familia como para la venta dentro de mi comunidad y comunidades aledañas, es decir yo no perezco por falta de dinero pues de mis emprendimientos voy saliendo. Las mujeres capacitadas y empoderadas somos capaces de vencer los miedos y obstáculos; si somos capaces de transformar las comunidades y las realidades ya que somos la fuerza motora que aportamos a la sociedad para tener igualdad social, y ser autónomas en la economía compartiendo responsabilidades dentro del hogar”